Menú Buscar
El Gobierno eleva tres décimas la previsión de crecimiento de 2017, hasta al 3%

El Gobierno obliga a las cooperativas a dotar los riesgos

Crea un nuevo mecanismo para provocar la unión de estas entidades con una nueva ley que va acompañada de la obligación a la banca de emitir un nuevo tipo de pasivo

5 min

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto-ley para reformar el régimen jurídico de las cooperativas de crédito. En un comunicado, el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, encabezado por Luis de Guindos, indica que la nueva norma fortalecerá las cajas rurales y las profesionales con la constitución de los denominados mecanismos institucionales de protección (MIP).

Insta mediante esta norma a un sector que representa el 6% del sistema crediticio a unir los beneficios y los riesgos para protegerse entre ellos. Se hará con a creación de un nuevo sistema para facilitar la integración, que puede ser de forma reforzada o normativa.

Dos formas de unirse

El primer tipo de ellos, el MIP reforzado, implica mutualizar los beneficios y riesgos. Se debería crear una entidad de cabecera para dirigir las totalidad de las decisiones del grupo.

El MIP normativo no obligaría a las cooperativas a asumir los activos y los riesgos de otra entidades. Se limita a constituir un fondo de garantía privado financiado de forma previa por las entidades miembros del grupo. Unos recursos que se usarían en el caso de que alguna de las entidades de la alianza lo necesitaran.

Incentivos

Los incentivos para constituir estos mecanismos pasan por reducir los requerimientos mínimos de solvencia. Se entiende que las entidades que los integren cuentan con un perfil de riesgo menor, por lo que tendrían más fácil cubrir los pasivos mínimos que se deben tener para absorber pérdidas ante una eventual resolución. También se realizarían de forma conjunta las aportaciones al fondo de garantía de depósitos.

El Banco de España es quien tiene la última palabra sobre la aprobación de estas posibles uniones. Las propuestas de MIP se deberán presentar ante el regulador para su aprobación con el consiguiente plan que garantice su viabilidad.

Este documento deberá contener medidas concretas dirigidas a permitir la desinversión en la cooperativa en condiciones adecuadas para todas las que integren la unión. 

Nuevo pasivo para la banca

Junto a la reforma de las cooperativas de crédito, el real decreto-ley que crea una nueva categoría de pasivo que puedan emitir todas las entidades. Se trata de crédito ordinario o deuda sénior non preferrend.

De Guindos ha asegurado en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de ministros que “surge a consecuencia de la unión bancaria de la Unión Europea”. Tendrá como objetivo facilitar el cumplimiento del requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles por parte de los bancos.

Colchón para evitar los recursos públicos

Se crea el marco jurídico adecuado para que las entidades emitan este tipo de pasivo, que se usaría para absorber pérdidas en caso de que se inicie un proceso de resolución. El requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MRELL).

Se trata de una “normativa de resolución para establecer un colchón para que los tenedores de activos absorban todas las pérdidas que se puedan producir”, ha indicado De Guindos, “para evitar la inyección de dinero público”.

Banco Popular, un ejemplo

El ministro ha puesto el final de Banco Popular como el ejemplo ideal a seguir. “Se redujo el capital a cero y el de otro tipo de activos como cocos y deuda subordinada, que absorbieron las pérdidas”. “De algún modo, junto a las pérdidas del capital se facilitó la llegada de un comprador”.

El Gobierno también ha modificado la ley de mercado de valores para dar la consideración de instrumentos financieros complejos a estos instrumentos de deuda.

Destacadas en Business