Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EP

Foment reclama al nuevo Govern un “pacto de país para la reconstrucción”

Sánchez Llibre señala que, tras al acuerdo entre ERC y JxCat, el Ejecutivo que se forme debería “centrarse sólo en la recuperación y en la gestión de los fondos europeos”

5 min

Foment del Treball celebra que ERC y JxCat hayan llegado a un acuerdo para formar gobierno y permitir la investidura del republicano Pere Aragonès como presidente de la Generalitat. Pero la patronal tiene claro cuál debería ser la prioridad. Para su presidente, Josep Sánchez Llibre, el nuevo Ejecutivo debería centrarse “únicamente” en la reconstrucción de la economía, a través de “un pacto de país” que cuente con los principales actores sociales, políticos y económicos.

Sánchez Llibre ha considerado que, después de tres meses de negociaciones, los dos partidos independentistas deberían asumir que no queda margen, en estos momentos, para las “diferencias ideológicas”, y que lo único que debería mover a la Generalitat es un plan para recuperar la economía catalana, con una “gestión ejemplar” de los fondos europeos que deben permitir, a su juicio, un salto cualitativo en la productividad económica de la comunidad.

Las ayudas a las empresas "no llegan"

En una conferencia organizada por el Consejo General de Economistas de España, el presidente de Foment se ha referido a una de las luchas de la patronal de los últimos meses: la política impositiva y la necesidad de eliminar el impuesto de Patrimonio, al entender que se trata de una tasa “confiscatoria”. El impuesto, “se grava con el 3,5%, cuando las letras del Tesoro están en negativo, con un 0,5% y eso es, por tanto, confiscatorio”.

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, durante el acto del empresariado para exigir al Govern que gobierne / EFE
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, durante el acto del empresariado para exigir al Govern que gobierne / EFE

La patronal mantiene esa posición, contraria a la armonización fiscal que ha planteado el Gobierno, “porque esa armonización comportará una subida de la presión fiscal y no una bajada”, mientras que sigue reclamando al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla sus compromisos con el tejido económico: “Nosotros hemos pedido ayudas directas a las empresas, que han sido mucho más generosas en países como Italia, Francia o Alemania, pero cuando se han concedido, con esos 11.000 millones de euros, vemos que dos meses y medio después las empresas todavía no las han recibido”. A juicio de Sánchez Llibre, eso “obliga” al Gobierno central “a una reflexión profunda, porque no se entiende, y cuando lleguen esas ayudas algunas empresas ya se habrán visto forzadas a cerrar”.

Un libro verde sobre fiscalidad

Otra cosa ha sido la política del Gobierno de Pedro Sánchez sobre los ERTE, que Foment aplaude. “Hay que señalar que han constituido en todos estos meses un buen instrumento y esperamos que se consoliden hasta que se salga totalmente de la crisis por la pandemia”, ha afirmado Sánchez Llibre.

La posición de la patronal se mantiene: prioridad en la recuperación económica; eliminación del impuesto de Patrimonio; exigencia de ayudas directas a las empresas y una política impositiva más clara. En ese sentido, “no es el momento de un aumento de impuestos, al contrario”, aunque ello no implique alguna subida en un aspecto concreto o “también una bajada” en algún ámbito. Foment se ha comprometido a elaborar un “libro verde” sobre la política fiscal, con un comité de asesores que trabajará en una alternativa a partir de la comisión del Gobierno central, que trabaja en una reforma que se pueda implementar ya a partir de 2022.

La idea de Foment es que si el Estado necesita más ingresos, intente combatir con mayor eficacia la economía sumergida, que se calcula sobre un 20%-25% del PIB. “Si se pudiera rebajar esa economía sumergida a un 10%-15%, el Estado podría ingresar hasta 30.000 millones de euros adicionales, y ese es el camino, no subir impuestos”, a juicio de Josep Sánchez Llibre.