Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Estudiantes de FP, donde este año hay nuevo desajusto entre la oferta y demanda de plazas en Cataluña / EFE

Foment insta el Govern a solucionar el desajuste entre oferta y demanda de plazas de FP

La patronal propone la creación de un grupo de trabajo específico para evitar que la falta de planificación se convierta en un problema estructural

4 min

Foment del Treball insta al Govern de la Generalitat a trabajar en la mejora de la orientación profesional de los jóvenes para "minimizar el desajuste entre la oferta de plazas de FP y la demanda". Según los datos del Departamento de Educación, para el curso 2022-2023 quedan 27.000 plazas de FP por cubrir y, sin embargo, 20.000 estudiantes no han podido elegir su especialidad de preferencia.

Por ello, la patronal propone la creación de un grupo de trabajo específico que aborde los problemas de asignación de plazas de FP "para evitar que se convierta en un problema estructural". Foment entiende las dificultades que presenta el proceso, "pero no dar respuesta a un proyecto de vida profesional genera incertidumbre en 20.000 familias, decepción, abandono, desconfianza y, como consecuencia, la regresión del Sistema, además de las consecuencias negativas para la actividad económica", advierte.

Escasez de personal

En un comunicado, la entidad presidida por Josep Sànchez-Llibre explica que numerosos sectores productivos trasladan la escasez de personal cualificado en el mercado laboral, especialmente en el entorno industrial, "lo cual afecta gravemente la competitividad y el crecimiento empresarial. La patronal teme estar ante una situación estructural y no coyuntural, lo que supondría un grave problema social y económico".

Foment confía en que hay margen y voluntad política de mejora y exige que se cree en el seno de la Comisión Rectora, como órgano rector de planificación estratégica y evaluación de las políticas del Sistema de Formación y Cualificación Profesional, una vez conocida la foto final del curso 2022-23, "un grupo de trabajo específico que analice la situación y aborde las causas que lo provocan y los posibles riesgos a afrontar, para que mediante los recursos necesarios aporte soluciones dónde la orientación profesional sea una prioridad inaplazable".

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball / FOMENT DEL TREBALL
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball / FOMENT DEL TREBALL

Foment ya expresó su malestar en la Comisión Rectora y en medios de comunicación sobre la deficiente planificación del proceso de preinscripción en el curso 2021-2022 e instó a la administración responsable a poner todos los recursos necesarios para que no volviera a suceder en el curso 2022-2023, mediante la prospección del mercado laboral y, lo que nos parece más importante, la orientación y el acompañamiento, en coherencia con las palabras del presidente de la Generalitat sobre que “que esta es la legislatura de la FP”.

"Valor social de primer orden"

La Formación Profesional representa para Foment del Treball "un valor social de primer orden, no solo por lo que se refiere a su valor estratégico para una economía que pretende avanzar y mejorar la competitividad de las empresas, si no por su demostrada capacidad de inserción laboral en el mercado de trabajo y como consecuencia, además de mejorar los índices anteriormente mencionados, de minimizar el riesgo de exclusión social.

Durante los últimos años "la percepción social de la Formación Profesional ha mejorado sensiblemente y representa una opción tan válida como el bachillerato para los estudiantes de este país. Se ha creado una expectativa, a la que conviene dar respuesta de manera eficiente, sin dejar a nadie atrás, o, de lo contrario, se genera decepción, abandono y regresión".