Menú Buscar
Imagen de archivo de la costa de Rabigh, donde se situará la desalinizadora por la que luchan Acciona, Sacyr, ACS y FCC / CG

FCC, ACS, Acciona y Sacyr luchan por el contrato de la mayor desalinizadora de Arabia Saudí

La adjudicación incluye el diseño, construcción del complejo y la explotación posterior durante 25 años

15.07.2018 12:23 h.
2 min

Sacyr, Acciona y el consorcio formado por FCC y ACS luchan por hacerse con el contrato de la mayor desalinizadora de Arabia Saudí. Las compañías españolas forman parte de los cinco consorcios que se han presentado al concurso por diseñar, construir y explotar durante 25 años el complejo proyectado en Rabigh, en la costa del Mar Rojo. De momento, no ha trascendido el valor de la adjudicación.

Las instalaciones tendrán capacidad para desalinizar unos 600.000 metros cúbicos de agua del mar a través de la osmosis inversa. Ésta será la actividad inicial, ya que se prevé que en un futuro se doble, hasta los 1,2 millones de metros cúbicos diarios. El agua generada se venderá a la empresa pública Water & Electricity.

Negocios en Arabia Saudí

Uno de los consorcios que pujan por la desaliniazdora es el formado por FCC y ACS –a través de las filiales Aqualia y Cobra–, junto a Haji Abdullah Alizera y Nesma Holding. También participan el liderado por Sacyr a través de Valoriza, junto con firmas locales, y el que forma Acciona con otras compañías del país. Los otros dos consorcios son el formado por la francesa Veolia y el de la árabe Acwa Power.

Las cuatro constructoras españolas ya cuentan con negocios en Arabia Saudí, por lo que este contrato aumentaría su presencia en Oriente Medio. En el caso de ACS, desde 2016, cuando empezó a construir una desalinizadora en Emiratos Árabes por 180 millones. El contrato completa otro negocio, en edificación, de su filial australiana Cimic.

Sacyr hace dos años que entró en Omán en un macroproyecto de 1.000 millones también relativo a una desalinizadora. FCC logró el mantenimiento de los servicios de agua de la zona portuaria de Sohar, también en Omán. Po último, Acciona ya ha construido una desalinizadora en el mismo país y mantiene tres depuradoras de aguas residuales de ciudad de la Meca.