Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus / EP

Faus augura una demora de hasta 15 años en los beneficios de los fondos europeos

El presidente del Cercle d’Economia insta a las empresas a no esperar resultados a corto plazo a todos los agentes a mejorar la productividad en Cataluña, que ha calificado como muy baja

3 min

Javier Faus, presidente del Cercle d’Economia, ha llamado la atención de las empresas para que a la hora de tomar decisiones a corto y medio plazo no esperen a la llegada de los fondos europeos ya que considera que sus beneficios tardarán entre diez y quince años en llegar.

En su intervención en el 'Fòrum Nou Barris: Economia per a la recuperació’, Faus también ha pronunciado una proclama a todos los agentes económicos para buscar y encontrar consensos que lleven a la mejora de la productividad en Cataluña que, a su juicio, está en cotas “muy bajas”.

Pensar a largo plazo

En este sentido, el presidente del lobi ha insistido en la conveniencia de no mirar las cifras con autocomplacencia.

Otro de los participantes en el foro, Joan Ramón Rovira, director del gabinete de estudios económicos de la Cámara de Barcelona, ha coincido con la idea de Faus acerca de la demora de los efectos de los fondos europeos por lo que considera “esencial” que las empresas piensen en ellos a largo plazo.

Capacidad de gestión

Rovira ha explicado que, pese a que puedan tener un cierto efecto de reactivación, su principal propósito es el de contribuir a la transformación de los modelos empresariales.

Por su parte, el director de economía y empresa de Pimec, Angel Hermosilla, ha expresado sus dudas acerca de la capacidad de las Administraciones Públicas para gastar el dinero que finalmente llegue de Europa, habida cuenta de la experiencia con otras partidas en el pasado desde que España forma parte de la Unión Europea.

La patronal, contra la subida fiscal

El vicepresidente de la patronal Foment de Treball, Ernest Quingles, ha incidido en que los fondos darán la oportunidad de producir de manera más sostenible, ecológica y automatizada, generando empleos de valor.

Sobre la fiscalidad, Quingles ha dicho que el sistema fiscal penalizará en el camino de la recuperación, porque "nunca se ha llegado a la reactivación subiendo impuestos, sino todo lo contrario".