Menú Buscar
Una coctelería, similar a las de los mejores bares del mundo / Jose Fernandez EN PIXABAY

España echa el cierre a 2.000 bares en 2019

Nuestro país acumula casi 20.000 clausuras de estos establecimientos en la última década por diversos motivos geográficos y sociales

4 min

España es el país con más bares en el mundo por habitante. Según acierto.com, por cada 175 españoles hay un local en el que poder degustar una buena cerveza, un gran vino y, todo ello, acompañado de un suculento pincho de tortilla o una ración de calamares a la andaluza.

Pero los gustos de los habitantes en España van cambiando y durante 2019 nuestras calles se han quedado huérfanas de 2.000 bares repartidos por toda la geografía, según un estudio realizado por Nielsen. 

Estos nuevos cierres aumentan la cifra y ya son cerca de 20.000 bares los que han puesto el cerrojo permanentemente en la última década.

Nuevos hábitos

No obstante, los nuevos conceptos de locales de ocio van cogiendo forma y se han abierto 640 nuevos establecimientos de hostelería. 

Según Esther Rivera, responsable de Hostelería de Nielsen, “los nuevos hábitos están condicionando el canal. El consumidor está cambiando la manera de disfrutar y de consumir ocio, desplazando consumos y ocasiones que antes realizaba en el canal tradicional a nuevos entornos, como los festivales de música, que mueven cada año seis millones de personas, la batalla por el salón de casa, el delivery y el on the go”. 

Descenso del 1%

Del dossier se extrae que el número de bares sufrió un descenso del 1% y en la actualidad existen registrados un total de 165.730. Mientras, las cadenas de hostelería organizadas siguen creciendo a pasos agigantados (un 7%) y ya suman 9.370 locales en todo el país.

La consultora explica que la migración de los gustos del bar de toda la vida al de las cadenas se debe, principalmente, a la comida como elemento diferencial ya que “está en el centro de las experiencias y, por tanto, lo que declina su elección hacia un tipo de local que le ofrece la consumición completa con una oferta de comida más amplia y trabajada”.

La España vaciada

La despoblación es otro de los factores por los que se han producido los cierres de los bares. “La concentración urbana ha provocado que los establecimientos de toda la vida hayan tenido que clausurar”, incide Nielsen.

De esta manera, donde se concentra la mayor parte de cierres de bares es en Castilla y León, Castilla-La Mancha y algunas zonas de Aragón y la franja cantábrica. En contraposición se encuentran Madrid y Barcelona donde se encuentran el mayor porcentaje de aperturas de cadenas de restauración.

Nos gusta menos la noche

Si algo gusta al resto de europeos de España, además del buen clima, es la vida nocturna que tienen nuestras calles. Pero esta tendencia también está cambiando. Según Nielsen, el 64% de las bebidas se consumen antes de la puesta de sol.

Por otra parte se incrementa “el consumo diurno", donde se multiplican las ocasiones de ingesta y las oportunidades, más allá del famoso “desayuno, comida y cena” y la personalización del surtido “se vuelve esencial para captar clientes”, según añade Rivera.

Las app de ligar, clave

Los motivos que arguye la consultora son la concienciación a la hora de conducir y las aplicaciones para ligar, que disminuye la asistencia a bares y discotecas.

Todo ello refuerza que los establecimientos de ocio nocturno cayeran el año pasado un 4% hasta los 16.500 locales. Las ciudades más afectadas a la menor afluencia de locales de la noche son Madrid, Barcelona y parte de Andalucía (Sevilla, Córdoba y Málaga).