Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de Ericsson en Suecia, empresa que sigue estando investigada por los posibles pagos al ISIS en Irak / EUROPA PRESS

Ericsson abre una investigación interna por el escándalo de los sobornos al ISIS

El gigante sueco designa a un nuevo responsable en asuntos legales para averiguar el alcance de los pagos a la banda terrorista

2 min

Ericsson ha anunciado este lunes la apertura de una investigación interna para averiguar el alcance de los sobornos al Estado Islámico (ISIS) que el gigante sueco reconoce que llevó a cabo entre 2014 y 2019.

La compañía lleva semanas inmersa en la polémica después de que se filtrase el contenido de una auditoría previa en que se detallaban los pagos de algunos trabajadores a la banda terrorista para moverse libremente por Iraq.

Ericsson, en el punto de mira

El presidente de Ericsson, Ronnie Leten, ha asegurado que la tecnológica ha puesto en marcha una "revisión exhaustiva" de los hechos liderada por el nuevo responsable en asuntos legales de la corporación. La compañía ha despedido a Xavier Dedullen, que llevaba en el puesto desde 2018, y nombró a Scott Dresser para afrontar el escándalo de los sobornos.

En paralelo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga a la multinacional por su opacidad a la hora de revelar sus investigaciones internas a las autoridades. En 2019, Ericsson se comprometió a compartir información con el gobierno estadounidense.

El futuro de Ekholm

Letten también ha clarado que el consejero delegado de la tecnológica, Börje Ekholm, cuenta con la confianza del consejo de administración del proveedor de equipos y soluciones de telecomunicaciones.

El espaldarazo del presidente no es baladí. La semana pasada, la consultora Glass Lewis ha recomendado a los accionistas votar a favor de su destitución antes de la junta general anual de la compañía que se celebra el próximo martes, 29 de marzo. También Cevian Capital, principal accionista de Ericsson, ha reclamado cambios de gestión en la multinacional.