Menú Buscar
El Museo del Jamón de Barcelona, hasta ahora controlado por Enrique Tomás, cambia de manos / CG

Enrique Tomás pierde su mejor tienda de Barcelona

El empresario de los ibéricos se marcha del Museo del Jamón de Las Ramblas

3 min

No todo es oro para Enrique Tomás. El exitoso empresario de los curados ha tropezado en Las Ramblas de Barcelona: se ha marchado de Jamón Experience, el museo dedicado a los ibéricos que estrenó en 2014. La marcha de Tomás del espacio, que ocupa tres plantas y 2.000 metros cuadrados frente a La Boquería, no significa el cierre del local. Dos socios, uno internacional y Francisco Escolà, uno de los mayores distribuidores de refrescos de la Ciudad Condal, toman las riendas del comercio.

"Enrique Tomás se retiró del Jamón Experience porque detectamos que no estaba alineado con la política de la empresa. El cliente sólo acudía al museo una vez y no volvía. No tenía incentivos para regresar. Podía encontrar el mismo producto en otra tienda", ha indicado un portavoz de la enseña catalana.

"Más que una venta --ha continuado el representante-- fue una cesión. Se cedió el 70% del capital a Jordi Orozco, el otro socio. Se decidió que Jordi asumiría la dirección del espacio y le daría un giro. Todo ello, en términos amistosos".

Nueva gerencia

Fuentes de la propiedad matizan la versión del empresario. "El museo ha sido comprado por el dueño de Comercial Escolà, Francisco, y un socio internacional a quien yo represento. Entre los dos han tomado el 80% del accionariado", ha explicado un abogado vinculado a la nueva gerencia.Fachada del Museo del Jamón, el Jamón Experience, en Las Ramblas de Barcelona / CG

Fachada del Museo del Jamón, el Jamón Experience, en Las Ramblas de Barcelona / CG
Fachada del Museo del Jamón, el Jamón Experience, en Las Ramblas de Barcelona / CG

"El plan es aprovechar un local magnífico. No en vano, son tres plantas y 2.000 metros cuadrados frente a La Boquería. La idea es tematizarlo en torno al jamón y al vino. Hacer maridajes y demás", ha agregado la misma fuente.

Tomás se desvincula

El nuevo rumbo se tomará con Enrique Tomás fuera del accionariado. "Nuestra apuesta es por la calidad. Queremos traer las mejores marcas de jamón ibérico, no sólo una como antes. Y maridarlos con caldos. Pronto habrá novedades en este sentido", ha abundado el letrado.

Mientras el Museo del Jamón toma un nuevo rumbo, el famoso empresario de Badalona redoblará su estrategia comercial. "Enrique Tomás no opera donde no controla al 100% el comercio. Esta es nuestra apuesta y funciona. En los últimos meses, hemos abierto 14 locales por todo el mundo", concluye un portavoz de la firma española.