Menú Buscar
Javier Faus, Joan Tapia, Antonio Delgado, Josep Sánchez Llibre, Pau Relat y Enrique Lacalle / CE

El empresariado catalán pide a Caixabank que cuente con Barcelona

Javier Faus reclama que cuando se hable con La Caixa “no se tenga que tomar el puente aéreo” y recibe el apoyo de Foment y de Fira de Barcelona

4 min

Una petición compartida por el empresariado catalán, que avala la operación de Caixabank con Bankia. Ha sido el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, el que ha abierto el fuego en un encuentro empresarial en el Círculo Ecuestre: “Lo que pedimos a Caixabank, a la Caixa, es que cuente con Barcelona, que cuando se llame a la entidad no debamos tomar el puente aéreo”. Aplausos en el auditorio.

La cuestión no pasa por pedir la sede social en Barcelona, como exige el Govern de Quim Torra, como el consejero de Empresa, Ramon Tremosa. La apreciación de Faus, en el Círculo Ecuestre pasa por mantener a la capital catalana como referente operativo de la nueva entidad resultante, con una comparación que ha querido reflejar esas diferencias: “Cuando se llama al Banco Santander, se llama a Madrid, al margen de dónde esté la sede social; cuando se llama al BBVA también se llama a Madrid, y lo que decimos es que, al margen de la sede social, que está en Valencia, cuando se llame a la Caixa se llame a Barcelona y no se deba tomar el puente aéreo”.

Calidad institucional

La consideración de Faus la ha apoyado Josep Sánchez Llibre, el presidente de Foment, aunque la patronal no tomará una posición oficial hasta que se anuncie la absorción de Bankia por Caixabank en los próximos días, por la condición de Foment de fundador de La Caixa. Pero también ha recibido Faus el apoyo de Pau Relat, el presidente de Fira de Barcelona.

La cuestión de Caixabank ha servido para una reflexión de más largo recorrido. El empresariado catalán ha señalado que Barcelona y la economía catalana en su conjunto tiene enormes potencialidades para los próximos años, pero que todo dependerá de lo que se quiera realizar de forma conjunta con las administraciones y que éstas deben tener una “mayor calidad institucional”.

Barcelona, capital tecnológica

Lo que está en juego es que Barcelona no pierda competitividad y que apueste por algunas cuestiones clave, como la tecnología. Según Faus, “Barcelona debe perseguir un objetivo claro: ser la capital tecnológica en España y eso no está tan claro ahora, porque Madrid trabaja en esa dirección con mucha fuerza. Pero Barcelona lo debe tener claro, ser la capital tecnológica, punto y pelota”.

Con esa afirmación, y con una crítica constante a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por parte de Josep Sánchez Llibre, el presidente de Foment, ha tomado la palabra el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, quien ha defendido que la posible decadencia de la ciudad no viene de ahora: “Ya hace más de una década que la ciudad ha tomado un rumbo que debe rectificar, y para ello debemos contar con todas las instituciones y el tejido económico”. Sin embargo, Collboni no se ha desmarcado de Colau, con una crítica, por ejemplo, a sus planes sobre la movilidad en la ciudad, algo que esperaba el empresariado, que aprovecha cada ocasión en la que participa el teniente de alcalde para darle esa oportunidad.