Menú Buscar
Banderas de varios países y billetes que representan el proceso de internacionalización de las pymes.

Emprender en España es más complicado que en Macedonia

La duración media de los trámites se extiende 14 días de media, más 7 de otros procedimientos

Olivia Feldman (Help My Cash)
4 min

Nuestro país se sitúa en el puesto 33 (Macedonia se sitúa en el puesto 12) de 182 países en el ranking general sobre “hacer negocios” y en el puesto 82 en la categoría de “crear una empresa”, sector en el que el pequeño país mediterráneo ocupa el segundo puesto, según informa el estudio Doing Business 2016 elaborado por el Banco Mundial. Esto se debe a que para abrir un negocio hacen falta, de media, 14 días de trámites y esperas, y 7 procedimientos diferentes.

De acuerdo con otro estudio del Banco Mundial, Doing Business in Spain 2015, las diferentes regulaciones a nivel regional y autonómico a las que se enfrentan las pymes en nuestro país marcan grandes diferencias a la hora de emprender. Así, en el ranking general, hacer negocios es más fácil en La Rioja y en la Comunidad de Madrid, pero comenzar es más fácil en Andalucía, conectarse a la red eléctrica es más sencillo en Cataluña y registrar una propiedad es más simple en Ceuta y Melilla. No obstante, excepto en la categoría “conseguir permisos de construcción”, seguimos por debajo de la media europea.

El Banco de España toma cartas en el asunto

Aunque todavía necesitamos mejorar varios aspectos para facilitar el emprendimiento en nuestro país, al menos en lo que se refiere a la financiación a partir de septiembre será más fácil, según informa el comparador financiero HelpMyCash.com. El Banco de España (BdE) ha elaborado una ficha estándar, “Información Financiera-Pyme”, que evaluará la situación financiera de las pymes antes de que se les conceda financiación y que todas las entidades bancarias deberán rellenar.

A pesar de que el objetivo de la Ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial es facilitar y fomentar el acceso al crédito a pequeñas y medianas empresas, los diferentes procesos de cada entidad de crédito complican este procedimiento. Por ello, este documento, que determinará la calificación de riesgo de cada empresa de manera estándar, ayudará tanto a pymes y autónomos como a entidades crediticias a solicitar y conceder financiación a empresas  de manera más fácil.

Agradan las nuevas medidas

Todos los datos cuantitativos y cualitativos que aparezcan en el informe ayudarán a las entidades a calificar la capacidad de la empresa para hacer frente a los créditos que solicite. Además, este informe también proporcionará la posición relativa de la pyme con respecto a otras empresas de su sector.

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) anunció que está satisfecha con esta nueva medida del BdE e insta a las pymes y a los autónomos a solicitar el documento en cuanto entre en vigor, a partir del 11 de octubre de este año. Además, propone a las entidades que ofrezcan a las empresas una lista de la información relevante y los requisitos que deben cumplir para que se les apruebe la financiación. Así, las entidades que soliciten préstamos podrán mejorar su calificación de riesgo y aumentar sus posibilidades de conseguir la financiación que necesitan para hacer crecer su negocio.