Menú Buscar
El nuevo presidente y director de operaciones de Coca-Cola, James Quincey (izquierda), y el consejero delegado y presidente del consejo de administración, Muhtar Kent (derecha)

El responsable de Coca-Cola en Europa se convierte en número dos de la multinacional

James Quincey desplaza a uno de los ejecutivos con una trayectoria más longeva en el grupo, Ahmet Bozer, tras concluir sobre el papel la fusión de las embotelladoras de Europa

4 min

James Quincey (50 años) es desde este jueves el número dos de The Coca-Cola Company. El máximo ejecutivo de la multinacional con sede en Atlanta, Muhtar Kent, ha anunciado que el directivo que capitaneaba el negocio europeo desplaza a Ahmet Bozer (55 años) en el cargo y que ocupará con efectos inmediatos las responsabilidades de “presidente y director de operaciones”, hecho que le hace responsable de todas las unidades operativas de la compañía en el mundo y sólo reportará al consejero delegado y presidente del consejo de administración.

Su predecesor ejercía de vicepresidente ejecutivo y presidente de la sociedad Coca-Cola Internacional. Se quedará en la compañía hasta marzo de 2016 para garantizar una “transición suave”. Se retirará tras 25 años al frente de la compañía, aunque la multinacional cuenta con Bozer para “servir de consejero a Kent y a la compañía en las decisiones estratégicas clave”.

19 años en la multinacional

El nuevo número dos de Coca-Cola se incorporó a la multinacional en 1996 como director y estratega de la división latinoamericana. Dirigió ese equipo de 2003 a 2005, año en que se mudó a México con el encargo de expandir el portfolio de la compañía en el país. Entre otros hitos, consiguió relanzar la Coca-Cola Zero y adquirió Jugos del Valle, una de las “20 primeras marcas de la compañía que genera más de 1.000 millones de euros de beneficios y se vende en 16 mercados”.

Quincey dio el salto a Europa, la división con mayor peso en la compañía, en plena crisis, en 2008. Primero capitaneó el negocio en el norte del continente y después amplió su poder al resto de países comunitarios, los de la Asociación Europea de Libre Comercio y los Balcanes.

Papel clave en el nacimiento de Coca-Cola European Partners

Consiguió mantener el consumo de todos los refrescos de la compañía en un momento en el que el consumó bajó y en el que la popularidad de los refrescos azucarados es cada vez más baja y ha concluido con éxito sobre el papel el último encargo de la multinacional: ordenar todas las embotelladoras que existían en el Viejo Continente en un solo grupo para ahorrar costes con las duplicidades.

El nuevo presidente y director de operaciones ha jugado un “papel fundamental” en la creación de Coca-Cola European Parters, la firma presidida por la española Sol Daurella (Cobega y Coca-Cola Iberian Partners). Eso sí, controlará cómo se ejecuta la fusión planificada desde Estados Unidos.

Por el momento se desconocen los detalles de una operación que implicará tres OPV en las bolsas Ámsterdam Euronext, New York Stock Exchange y Madrid previsiblemente el próximo mayo. También queda pendiente saber la reorganización laboral que lleva asociada y que nadie ha reconocido públicamente.