Menú Buscar
Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España / FLICKR

Firme defensa del Banco de España de los eurobonos: “Si no es ahora, ¿cuándo?”

El gobernador de la entidad reguladora defiende en la prensa alemana medidas contundentes contra el Covid-19 para reducir la duración de la crisis

5 min

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, hace una encendida defensa de la utilización de los recursos de la Unión Europea (UE) para superar la crisis generada por la expansión del coronavirus, entre los que se encuentran los eurobonos. En una entrevista publicada en el diario Handelsblatt, considera que ha llegado el momento de la solidaridad entre los estados miembros de la UE, todos ellos afectados por la situación, para dar una respuesta “ambiciosa y coordinada a escala europea”, en la que encaja perfectamente la emisión de un instrumento conjunto de deuda. “Si no es ahora, ¿cuándo?”, sentencia Hernández de Cos en el diario editado en Alemania, precisamente uno de los países más reacios a los eurobonos.

Desde su punto de vista, hay una posibilidad real de que la economía de la zona euro entre en recesión de manera temporal a causa de la crisis, por lo que respalda las contundentes medidas de política económica que se están tomando para paliar sus efectos.

Pánico por inacción

“A corto plazo, la pérdida de actividad puede ser comparable a la de 2008-09 pero cabe confiar en que, en este caso, el daño no será tan persistente en el tiempo como entonces”, señala el gobernador quien, no obstante, considera que aún es demasiado pronto para estimar con precisión el impacto que podría tener el Covid-19 en la evolución del PIB.

Para que la crisis no se prolongue, Hernández de Cos defiende medidas firmes por parte de los países miembros “para evitar que este shock, de naturaleza transitoria, se haga persistente y deje tras de sí negocios y empleos destruidos”. Preguntado por las reticencias precisamente de Alemania a acudir al MEDE por el temor que podría generar en los mercados, el gobernador también responde con contundencia: “Lo que podría generar más pánico sería la inacción de las autoridades europeas”, al tiempo que recuerda que entre los instrumentos que la UE tiene a su disposición se encuentran algunos especialmente pensados para situaciones en los que algunos de los estados miembros pudieran ver amenazado su acceso al mercado.

Vía libre para bajar tipos

Como miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), De Cos defiende las medidas adoptadas por el emisor, incluida la de mantener los tipos de interés frente a los recortes decretados por otros bancos centrales, toda vez que la entidad considera que los efectos de la crisis serán transitorios. “Las medidas que hemos tomado son las que hemos considerado como más efectivas en esta situación”. No obstante, como ya hiciera la presidenta, Christine Lagarde, deja la puerta abierta a un recorte en el precio oficial del dinero de la zona euro si fuera necesario.

En clave interna, admite que España no ha aprovechado lo suficiente la fase expansiva de la economía para reducir su elevado endeudamiento público e insta al regreso a la senda de la consolidación fiscal una vez se supere la situación generada por el coronavirus.

Eso sí, antes se debe asegurar de que todos los agentes económicos tengan condiciones de financiación holgadas en la zona euro para superar cuanto antes la crisis. En este sentido, De Cos hace un llamamiento a no repetir errores cometidos en la anterior recesión. En su opinión, aquella etapa “nos dejó una lección muy valiosa en las circunstancias actuales: si cortamos la financiación a los agentes privados, haremos que los efectos de la crisis sean mucho más agudos”.