Menú Buscar
Antonio Luque, presidente de la cooperativa Dcoop / CG

Culpan a Dcoop de una posible crisis en el aceite de oliva por la caída de precios

Los sectores críticos con el presidente de la cooperativa rechazan su estrategia de primar volúmenes de venta frente a calidad

16.01.2019 00:00 h.
3 min

Antonio Luque, presidente de la cooperativa agrícola Dcoop, el mayor productor de aceite de oliva del mundo, alertaba en unas recientes declaraciones de una posible crisis en el sector por una previsible caída de los precios debido a los incrementos de producción que se esperan en esta y en las siguientes campañas olivareras por el aumento notable de la superficie cultivada.

Estas declaraciones han causado estupor en buena parte del sector aceitero español que considera a Dcoop y a su presidente culpables directos de la actual situación de hundimiento de precios. La estrategia del primer productor nacional de aceite de primar volúmenes de venta frente a calidad del producto ha generado una banalización del aceite de oliva entre los consumidores y ha precipitado la caída de los precios en 2018, señalan las fuentes consultadas.

El precio cae un 23%

Los datos oficiales de precios difundidos por el Ministerio de Agricultura señalan que el año pasado los precios del aceite de oliva cayeron un 23% respecto al año anterior y acumulan cuatro años de caída.

Con unas previsiones de producción que señalan la incorporación al mercado de cerca de medio millón de toneladas de aceite nuevas, todos los indicadores marcan una tendencia a la baja de los precios en el corto y medio plazo.

Pérdida de valor entre los consumidores

Fuentes del cooperativismo aceitero críticas con la estrategia de Dcoop consideran paradójico que Luque pida ahora incrementos del consumo para intentar reducir la caída de precios cuando le consideran el responsable principal de hundir el mercado. El aceite de oliva, señalan las mimas fuentes, ha perdido valor entre los consumidores y buena parte de la distribución lo utiliza como producto reclamo de bajo precio para atraer compradores a sus estantes en gran parte por la estrategia de Dcoop de primar volúmenes frente a calidad de producto.

Los críticos consideran que banalizar el producto, vender a cualquier precio ha sido lo que ha hecho Dcoop en Estados Unidos a través de su parca Pompeian para conseguir cuota de mercado, una estrategia que la mayor parte del sector olivarero español considera suicida en el mercado más rentable del mundo para el aceite y donde los consumidores están dispuestos a pagar precios altos por un producto que hasta ahora consideraban premium.