Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Detalle de la sede de Telefónica en Madrid / EP

Criteria compra más acciones de Telefónica y dispara su cotización

El 'holding' invierte otros 120.000 euros en la teleco y se hace con 30.000 títulos adicionales

3 min

Criteria ha notificado este lunes la compra de otras 30.000 acciones de Telefónica a 3,99 euros en la que es la mayor operación que el holding de participadas de La Caixa realiza en lo que va de año con las acciones de la operadora.

La valoración de cotizada española de telecomunicaciones se ha alzado hoy cerca de un 2,9% hasta los 4,1 euros. En los últimos seis meses, la compañía ha incrementado su valor en un 7,8%, aunque ha sufrido volatilidad por factores como las batallas de inversores que han protagonizado Blackrock y Criteria, entre otros.

30 millones invertidos

Tras ser uno de los grandes agitadores de los papeles en 2021, Criteria ha comprado en lo que va de año casi 200.000 títulos de Telefónica por aproximadamente 751.181 euros. El holding superó en diciembre los 30 millones de euros en compras de acciones de Telefónica en un año en el brazo inversor de La Caixa se ha convertido en uno de los grandes impulsores de los movimientos de capital en el operador. De hecho, ampliar su participación en le teleco ha sido de las pocas operaciones corporativas que ha realizado Criteria más allá de sus desinversiones. 

Marcelino Armenter, CEO de Criteria / LIRELACTU
Marcelino Armenter, CEO de Criteria / LIRELACTU

Las acciones de Telefónica han recuperado los cuatro euros de la caída del lunes en una jornada de rebote en bolsa para las telecos, con subidas agitadas por los rumores de consolidación en el mercado europeo con las negociaciones de fusión entre Vodafone e Iliad en Italia.

Subida de las telecos

Además, Bloomberg también informó de que la empresa británica, cuyos títulos se han disparado un 5,4% hasta los 124 peniques, se había planteado la compra de Three UK, el operador de CK Hutchison en Reino Unido.

Una operación fraguada cuando aún se mantiene la incertidumbre sobre la entrada de Cellnex en el Reino Unido precisamente a través de la compra de activos a CK Hutchinson, una transacción paralizada por el regulador del país.