Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alumnos realizan las pruebas de selectividad / EP

El coronavirus pone en jaque a la selectividad

Profesores y alumnado no se ponen de acuerdo sobre las condiciones idóneas para que se celebre la prueba de acceso

6 min

Se hizo esperar el Boletín Oficial del Estado en el que se fijan como oficiales las fechas para que los alumnos de segundo de Bachiller se evalúen para acceder al siguiente curso a la Universidad. 

Llevamos mes y medio encerrados en casa y los jóvenes no pueden acudir a los centros de enseñanza. No obstante, esto no ha sido obstáculo para que los estudiantes sigan, con muchas limitaciones, el período de aprendizaje. Tampoco será impedimento para que realicen la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) --anteriormente conocida como selectividad--.

Fechas

Los ministerios de Educación y Universidades, junto con las comunidades autónomas, acordaron que las pruebas de EBAU 2020 se celebrarán del 22 de junio hasta el 10 de julio, en su convocatoria ordinaria. Los resultados provisionales de la evaluación deben publicarse antes del 17 de julio de 2020.

En convocatoria extraordinaria, los estudiantes estarán citados en el mes de septiembre, cuya fecha límite es el día 17 de ese mes. Los resultados deberán ser publicados, como fecha límite, el día 23.

Problemas con la materia

Una vez se han establecido las fechas, ahora toca resolver varias incógnitas que parecen de extrema urgencia. Una de ellas es la de la materia para evaluar a los alumnos. Tal y como señala Raúl Javier C. Flor, pedagogo en un centro escolar de Castilla-La Mancha, los centros son autónomos a la hora de repartir la materia a lo largo del curso escolar. “Cada instituto planifica los trimestres de maneras diferentes y lo que imparte un profesor en un centro A no se corresponde con lo de un centro B”, puntualiza.

En este sentido, el licenciado matiza que si bien se han delimitado los plazos y no entrará en materia el tercer trimestre de manera obligatoria, no se corresponderá, puesto que no hay un curso unificado y las enseñanzas impartidas no se igualan en línea temporal. 

Enseñanza online

Las diferentes consejerías de Educación españolas enviaron al personal docente una serie de recomendaciones e instrucciones básicas. Cataluña, por ejemplo, envió un correo a los profesores en los que se indicaba que “la salud y la integridad de los alumnos” está por encima de cualquier otro asunto y, por esta razón, se instaba a impartir clases online.

No obstante, Flor matiza que la materia online está dirigida a la generación de proyectos aplicados a la materia. “Debemos diferenciar el modelo a través de Internet y el que conocemos tradicionalmente, el de los exámenes presenciales que van a tener que realizar los alumnos dentro de un mes y medio”, recalca. 

Exámenes presenciales

Es cierto que aún faltan muchos días para que se celebren los exámenes, pero las medidas de seguridad e higiene no se habrán relajado para esas fechas. Ante este brete, podría dibujarse un panorama de exámenes online, tal y como se viene haciendo en estas fechas en universidades. Algo que no parece que vaya a suceder, aunque Javier Imbroda, consejero de Educación en Andalucía, haya deslizado la posibilidad de realizar pruebas en remoto.

“Sería tremendamente insegura e injusta. No sería lo mismo realizar esas pruebas en un cómodo despacho de una casa de 300 m2 que en un piso de 40 m2 con cuatro hermanos, por poner un ejemplo. Luego, ¿todos los alumnos tienen sus libros consigo? La situación es diversa y compleja. Lo que me parece claro es que los exámenes en línea no son seguros”, señala Andreu Navarra, profesor de instituto y docente colaborador del Máster Universitario de Humanidades: Arte, Literatura y Cultura, en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

¿Espacios preparados?

Las medidas que impone Sanidad parecen complejas, por lo que las instituciones públicas y universidades trabajan codo con codo para que se cumplan dentro de lo posible.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid recalcan a Crónica Global que están trabajando “a contrarreloj para desinfectar Ifema y se pueda celebrar en este espacio”. No obstante, son conscientes de la dificultad que ello entraña. Por otra parte, Andreu Navarra sostiene que “nunca se había producido una crisis semejante. La situación actual no se parece a nada que haya podido ocurrir con anterioridad”, por lo que “los espacios deben prepararse”.

Diferentes versiones en el alumnado

Con la incertidumbre de cómo será la selectividad que se avecina, algunas de las asociaciones más representativas en España no llegan al consenso. Sindicato de Estudiantes explicó en un comunicado que la mejor opción es suspender la EBAU debido a que no se cumplen las condiciones normales. “Mientras estamos sufriendo el drama de ver cómo mueren familiares, cómo nuestros padres y madres son víctimas de ERTE y despidos y un largo etcétera, se plantean las fechas para la selectividad como si aquí no pasara nada”, puntualizan.

Desde Frente de Estudiantes se considera un acierto que se vaya a celebrar la selectividad, aunque lamentan que “no se haya tenido en cuenta al colectivo estudiantil” en las decisiones adoptadas por el Gobierno.