Menú Buscar
Imagen general de la Bolsa de Madrid, donde la prima de riesgo aumenta por las incertidumbres / CG

¿Conviene a las pymes entrar al MAB?

La entrada al Mercado Alternativo Bursátil ofrece evitar el apalancamiento financiero y dar mayor notoriedad a las empresas, pero les obliga a pasar un arduo proceso administrativo

25.06.2018 00:00 h.
7 min

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) es el gran objetivo de muchas startups y pymes. Las ventajas de entrar en este mercado están claras: financiación por fuera de la vía bancaria, mayor visibilidad ante posibles inversores, posibilidad de cotizar en la Bolsa de Madrid, o el aumento de la transparencia dentro y fuera de la compañía.

Pero para poder ingresar, la empresa deberá no solo pasar una serie de requisitos de transparencia --con los gastos que requiere--sino que además le exigirá una tarifa fija de 6.000 euros más una variable de 0,05 por mil sobre la capitalización de los valores a incorporar que resulte de su primer precio en el Mercado. Luego habrá costes de mantenimiento. 

La ventaja financiera

En el Foro de Buen Gobierno y Accionariado, creado por la consultora Atrevia y la escuela de negocios IESE, se ha debatido este jueves sobre el papel del MAB para las pymes. “La financiación de las empresas españolas es mayormente bancaria, lo que significa que cuando hay un problema financiero, la empresa española sufre”, explica José Ramón Pin, profesor del IESE y copresidente del Foro. Para Pin, el MAB es entonces una especie de red de contención con una estabilidad superior a la financiación de los bancos y que impide a las pequeñas compañías sufrir con las crisis financieras.

“Hemos de hacer un cambio importante con lo que se sabe sobre este Mercado, ya que es una vía muy interesante contra el apalancamiento financiero y a favor de la visibilidad de la empresa”, indica Roser Mirco, miembro del Consejo de administración del MAB. Mico detalla que a mayo de este año se contabilizan 94 empresas admitidas a cotización, 52 socimis y 42 empresas en expansión.

Debate sobre las oportunidades en el MAB en el IESE

Debate sobre las oportunidades en el MAB en la escuela de negocios IESE 

Transparencia y notoriedad

Mico insiste en la gran ventaja del Mercado: la visibilidad de la empresa. “El Mercado Alternativo obliga a ser sumamente transparente para informar al accionista y al posible inversor, y esto nos obliga a hacer un cambio de mentalidad: hay que entender que dar información atrae la atención”, explica.

En este sentido, Manuel Gómez-Reino, secretario de Consejo de Altia, explica que con la salida al MAB de su compañía se multiplicó la inversión por cinco. Gómez-Reino asegura que “a veces el mercado no te reconoce lo que estás haciendo, y con el MAB la experiencia es muy positiva, además te libras de los bancos”.

El negocio del negocio

José María Huch, director de asuntos corporativos de Atrys, cuenta su experiencia al salir a la bolsa alternativa en julio de 2016. “Sí que es verdad que requiere un esfuerzo incorporarse”, reconoce, y detalla “de repente aparece el negocio del negocio, facturábamos 2,8 millones de euros y no podíamos permitirnos una estructura adicional para hacer el negocio del negocio”. Entre los requisitos de ingreso al MAB está la obligación del asesor registrado y el proveedor de liquidez, gestiones y gastos que conllevan tiempo y dinero.

Huch relata que tras la salida, dos años atrás, recibieron una ampliación de capital de 4,8 millones “y no fue sencilla”. Admite que “fue un proceso muy cansado y agotador, pero luego dimos un primer salto de con una ampliación de capital de 12 millones de euros”. En cuanto al asunto de la reputación, dice: “Debo reconocer que era bastante escéptico, pero realmente ayuda mucho, más cuando necesitas ganarte la confianza de clientes a largo plazo”.

No es para todos

Elías Rodríguez-Viña, director general de Renta 4 afirma que el MAB “es para un determinado tipo de empresas y empresarios con una mentalidad de crecimiento de valor”. El directivo, formado en IESE, cree que los empresarios jóvenes --menores de 45 años-- suelen estar más interesados en dar el salto a este Mercado. 

En relación con el perfil de pymes para el Mercado, asegura que diversidad, aunque el 76% son del sector de TIC o intensivos en I+D+I. Pero lo importante, según Rodríguez-Viña, es que “las empresas que crecen van a necesitar cada vez más financiación”, por lo que el perfil es principalmente el de aquellas interesadas en el crecimiento y “en atraer talento, más que volumen”.

Otro requisito es la seriedad: “El MAB es para empresas en expansión, que tengan un modelo de negocio claro y una vez que te incorporas es muy importante la seriedad, es para empresas serias con un gobierno corporativo y consejeros independientes”.

Casos de éxito

Entre los casos de éxito presentados en el Foro, Gigas es uno de ellos. La compañía tecnológica salió a la bolsa alternativa en 2015. Su CEO, Diego Cabezudo, asegura que fue “relativamente sencillo”. De momento se han cumplido los tres objetivos que se habían planteado: levantar capital, consolidarse en el sector y ganar notoriedad.

“Ahora servimos a unas 4.000 empresas, por lo que necesitábamos mucha visibilidad porque nuestro cliente no es el consumidor final y es difícil vender servicios cuando eres una startup”, explica Cabezudo y agrega que donde más les sirvió fue en Latinoamérica, “decir que cotizamos en la Bolsa de Madrid nos posiciona de otra manera en el exterior porque genera confianza”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información