Menú Buscar
Sede de Grupo Zeta / EFE

Zeta reparte 8,5 millones de dividendo en pleno proceso de venta

La facturación del grupo sigue en caída libre y marca mínimos históricos

14.12.2018 00:00 h.
5 min

Zeta lleva muchos meses con el cartel de “se vende” colgado en el frontispicio de su sede de la calle Consell de Cent, pero de momento no ha surgido el comprador que despeje el futuro de este grupo periodístico catalán.

Son muchos los que han mirado con lupa los números, pero las sumas que reclama el presidente y principal accionista Antonio Asensio parecen desmesuradas para los compradores.

Entre tanto, la situación de las finanzas del grupo es cualquier cosa menos plácida, lo que no impide que los accionistas se den de vez en cuando alguna que otra alegría.

Ingresos y resultados

Una de ellas se refleja en un dividendo a cuenta de 8,5 millones. Así aparece reseñado en las cuentas de 2017. La memoria no detalla a qué partida se ha cargado, pero a los resultados no ha sido porque no hubo beneficios, sino pérdidas. La casa no pudo contestar ayer los requerimientos de información de este medio.

Zeta, editor de El Periódico de Catalunya y Sport, acusó en 2017 la crisis generalizada que viven los medios impresos y que parece no tener fin. Sus ingresos totales flexionaron de 144 a 132 millones. La venta de publicaciones aportó 54,7 millones y la publicidad, 65,2 millones, ambas cifras inferiores al registro anterior. Los ingresos restantes proceden de servicios prestados y comercio de productos complementarios.

El resultado de explotación cambió de signo y entró en terreno negativo, al pasar de 5,1 millones de beneficio a 20,6 millones de pérdida.

Extraordinarios

Una vez contabilizados los movimientos financieros, el resultado consolidado antes de impuestos también experimenta un fuerte viraje. Arroja 21,7 millones de déficit, frente a los 4,9 millones de superávit de 2016.

Las cuentas se cierran con un resultado no tan abultadamente negativo gracias a una operación atípica. Se trata de la venta del negocio de libros Ediciones B a Penguim Random House, por 39 millones.

Esta operación le permite apuntarse un beneficio extraordinario de 15,7 millones. Gracias a ello, el resultado neto final negativo se comprime hasta 2,2 millones.

Novación del pasivo

En la tabla anexa se detallan las principales magnitudes del grupo. La serie arranca en 2004, el ejercicio más esplendoroso en la historia del grupo, con 433 millones de ingresos y más de 16 millones de ganancia.

Grupo Zeta en cifras (balance consolidado, en millones de euros)
Año Giro Resultado Plantilla
2017 132 -2,2 1.038
2016 144 5,8 1.265
2015 188 12,4 1.245
2014 197 -10,8 1.279
2013 207 -7,2 1.404
2012 229 -1,3 1.460
2011 262 3,7 1.590
2010 282 7,2 1.620
2009 301 -13,6 1.938
2008 393 -67,4 2.330
2007 430 -3,4 2.435
2006 423 -3,2 2.415
2005 431 2,6 2.338
2004 433 16,3 2.210

Zeta ha reestructurado su deuda bancaria en siete ocasiones en los últimos años. La última, de julio de 2017, afecta a 90 millones y extiende los vencimientos hasta 2025. Las deudas bancarias totales pendientes ascienden a 102 millones.

Auditoría

El informe de auditoría formula varias salvedades de bulto. Una de ellas indica que el grupo se apunta en el epígrafe “cabecera y otros” el valor asignado a determinados bienes, procedentes de ampliaciones de capital, aportaciones no dinerarias y otras, efectuadas en 1993 entre empresas del grupo.

Ello no cumple con lo establecido en las normas contables, por lo que los activos intangibles y las reservas están sobrevalorados en 14,7 millones. Los fondos propios declarados, sin incluir las consideraciones del auditor, se cifran en 20 millones.

El informe también destaca los 32,6 millones de bases imponibles que se apunta Zeta en su activo, suma equivalente al 18% del balance. Dados los resultados precedentes, el auditor considera que “no existen las circunstancias requeridas por la normativa contable vigente para su reconocimiento”.

Hacienda investiga

Por último, destaca que la memoria no desglosa la información relativa a la remuneración de los administradores de Zeta.

Al margen de todo ello, Grupo Zeta recibió el año pasado la buena nueva de que los inspectores de Hacienda van a revisar el impuesto de sociedades de 2012 a 2015, y el IVA y el IRPF de mayo de 2013 a diciembre de 2015.

La dirección de Zeta considera que se practicaron correctamente todas las liquidaciones y que existen argumentos para soportar las declaraciones efectuadas. Pero entre tanto, por si las moscas, la empresa ha constituido una provisión de 1,1 millones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información