Menú Buscar
Una tienda Prénatal / CG

Las ventas de Prénatal acumulan una caída del 86%

La empresa vuelve a cerrar un nuevo ejercicio en números rojos, por importe de 3,6 millones

03.06.2019 00:00 h.
3 min

La firma de origen italiano Prénatal concluye otro año para olvidar en el mercado español. En 2018, su facturación se desplomó un 15,7% y quedó en 19,8 millones de euros. Hay que remontarse muchas décadas atrás para encontrar un registro tan bajo, probablemente hasta comienzos de los años setenta del siglo pasado.

Es desolador el declive acaecido en el presente milenio, sobre todo en el último decenio. Desde que la empresa alcanzó sus ventas más elevadas en 2002, el aparatoso derrumbe se eleva al 86%. En la tabla anexa se muestra la evolución del giro y los resultados. La sede para España de Prénatal se encuentra en Barcelona.

PRÉNATAL EN CIFRAS (en millones de euros)
Año Ventas Resultado
2018 19,8 -3,6
2017 23,5 -3,2
2016 24,4 -5,6
2015 32,4 -7,3
2014 31,7 -6,4
2013 32,1 -6,5
2012 60,7 -23,8
2011 84,1 -19,1
2010 82,8 -14,4
2009 87 -19,8
2008 91,8 -9,4
2007 99,6 -0,28
2006 113 5,4
2005 127,7 5,5
2004 135,4 4,7
2003 142,7 6,7
2002 143,2 8,2
2001 138,3 7,5

Balance apuntalado

En 2018 las pérdidas no sólo se mantuvieron, sino que aumentaron de 3,2 a 3,6 millones. Su accionista italiano, el grupo Artsana, hubo de acudir de nuevo al rescate y le insufló 3,5 millones. El año anterior habían sido 3 millones. En los últimos tiempos ha tenido que inyectar 88 millones en la firma para cubrir unas pérdidas de 120 millones. Artsana se ha comprometido a seguir aportando los fondos que sea necesario.

Prénatal vende ropa y equipos para futuras mamás y para recién nacidos, así como prendas textiles para la infancia, artículos de puericultura y productos de mercadeo.

Red comercial

La marca está presente en España desde 1962. Durante varios lustros creció como la espuma, de forma paralela a la explosión de la natalidad, y fue una fuente ubérrima de dividendos para su accionista, que año tras año repatriaba ingentes sumas de dinero. La expansión del negocio tocó la cumbre en 2002. Desde entonces cae sin freno año tras año. Las primeras pérdidas afloraron en 2007 y en ellas sigue la casa.

El declive de la actividad ha sido paralelo al cierre de tiendas y al despido de centenares de empleados. El entramado comercial experimentó algunos cambios el año pasado. La firma inauguró un local propio y cerró tres tiendas más una franquicia, de forma que al final del año quedaban operativos 25 establecimientos, 6 franquicias y 8 enclaves en El Corte Inglés, con una plantilla de 198 personas, 19 menos. En 2002 contaba con 100 puntos de venta y 800 empleados.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información