Menú Buscar
Jorge Miarnau, presidente de Comsa Corporación en una imagen de archivo / CG

Comsa espera sus primeros beneficios, tras perder 230 millones

El grupo ha sufrido una reconversión drástica los últimos años y ha renegociado las deudas dos veces

19.11.2018 00:00 h.
5 min

Comsa, la mayor constructora catalana, ha logrado la ansiada estabilidad tras muchos años de ajustes, pérdidas y despidos. Ahora retoma el camino del crecimiento y espera volver a la rentabilidad este mismo año. Serán los primeros beneficios que obtiene desde 2011. En el sexenio anterior llegó a acumular unos números rojos de 230 millones.

Al viraje contribuirá sin duda la nutrida cartera de pedidos, que asciende a 1.560 M€, de ellos 860 M€ fuera de España. Esta era precisamente una de las salidas que buscó para escapar del marasmo del mercado interior. El año pasado, el grueso de las nuevas obras previstas lo captó en los mercados exteriores, por valor de 171 M€.

Refinanciaciones

La situación financiera de Comsa sufrió durante los pasados años un fuerte deterioro como consecuencia de la reducción de la obra pública y privada. Ello provocó una merma de la rentabilidad de algunos negocios. La empresa incurrió en costes de reestructuración y saneamientos extraordinarios. Por ello hubo de negociar con la banca dos acuerdos sucesivos de refinanciación.

El primero en 2013, cuando su deuda suponía una pesada losa de 930 M€. El segundo, a finales de 2016, con 800 millones de pasivo a cuestas. Este último pacto permitió recortar la deuda en 250 M€ y los vencimientos se extendieron hasta junio de 2021. En 2018 habrá de abonar 88 millones y el próximo año, 54 millones. El resto queda para 2020 y 2021.

Empleados

Comsa se desprendió de varios negocios concesionales, como Aigües de Catalunya y Comsa Aparcamientos. Este año ha enajenado varios parques de energía fotovoltaica y Comsa Rail, dedicada al transporte ferroviario, traspasada al operador ferroviario francés SNCF.

La venta de filiales y varios expedientes de regulación han reducido la plantilla en los últimos ejercicios de casi 10.000 personas a 7.430.

Diversificación geográfica

Las magnitudes económicas de 2017, con el negocio ya afianzado, arrojan una cifra de negocio de 1.085 M€. La construcción ferroviaria aportó algo más de 700 M€ y los proyectos de ingeniería, 278 millones. El resto corresponde a gestión de residuos, energías renovables, transporte, logística y concesiones.

En cuanto a la distribución geográfica, es de destacar que España redujo su contribución hasta los 498 M€. El grueso del giro procede del exterior, en particular Polonia, que aporta 323 M€. También figuran con sumas importantes Brasil, Méjico, Suecia, Perú y Argentina. Lo demás está repartido entre una quincena de países.

Saneamientos

En cuanto a los resultados de 2017, el de explotación cambia de signo, de 162 M€ negativos a 11,8 positivos. Las cuentas todavía registraron una pérdida neta, cifrada en 12,6 M€. En la tabla anexa se detallan las principales cifras del grupo.

COMSA EN CIFRAS (balance consolidado, en millones de euros)
Año Ventas Resultado Fondos propios
2017 1.085 -12,6 109
2016 1.020 -0,22 122
2015 1.131 -0,59 111
2014 1.237 -29,9 109
2013 1.574 -32,1 189
2012 1.710 -155 222
2011 2.080 1,9 420
2010 1.777 15 405

Es de reseñar que hace un par de años, tras los fuertes quebrantos acumulados, Comsa realizó un drástico saneamiento de su balance que significó aplicar reservas a enjugar pérdidas anteriores. Gracias a ello se borraron saldos negativos de las cuentas por importe de 302 M€.

Accionistas

Comsa es un gigante compuesto de más de 130 compañías. Además participa en casi medio millar de uniones temporales de empresas.

La familia Miarnau posee el 70% del capital de la holding del conglomerado Comsa Corporación. Los Sumarroca ostentan el 30%. Este paquete procede de cuando años atrás integraron su constructora Emte en Comsa.

En virtud de estos lotes, los Miarnau ocupan cuatro de los siete puestos del consejo de administración, por medio de otras tantas sociedades de cartera representadas por los hermanos Jorge, Juan y José Miarnau Montserrat.

Los tres sillones de los Sumarroca los ocupan sociedades representadas por Albert Sumarroca Claverol y el veterano abogado Josep Lluís Vilaseca Requena.

Historia centenaria

Comsa es la mayor constructora de Cataluña. Sus orígenes se remontan al siglo XIX. El fundador fue José Miarnau Navás (1872-1934), natural de Lleida, bisabuelo de los actuales propietarios. Era albañil de los ferrocarriles, donde trabajó de los 18 a los 23 años. Después se emancipó y en 1891 montó empresa propia en Reus, una constructora al servicio de las compañías ferroviarias de la época, para dedicarse a obras de infraestructura ferroviaria.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información