Menú Buscar
Ada Colau (i), alcaldesa de Barcelona y presidenta del Área Metropolitana, junto a su homóloga en Madrid, Manuela Carmena (d), en una visita institucional en la ciudad / EFE

Colau quiere elegir a dedo el próximo director adjunto de Medio Ambiente

El proceso, bajo la lupa de la oposición del Área Metropolitana de Barcelona

5 min

El gobierno de Ada Colau en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) intenta nombrar a dedo al próximo director adjunto de Medio Ambiente. La modificación del staff de la institución supramunicipal se aprobó por mayoría en el Consejo Metropolitano del pasado 27 de febrero. En el documento que se sometió a valoración de los grupos políticos se incluye la selección de personal mediante un proceso de libre designación.

El mismo método que se seguiría para buscar al nuevo responsable de la Agencia Metropolitana de Desarrollo Económico. La otra modificación de la cúpula del AMB que se sacó adelante con la abstención del PP, CiU y la CUP, tal y como consta en el acta de la sesión.

Apertura del concurso público

Pero a finales de marzo, el ejecutivo del AMB anunciaba en los boletines oficiales pertinentes la apertura de un concurso público para elegir a la futura mano derecha de Joan Pinyol, el responsable técnico de Medio Ambiente en la institución. Era la segunda ocasión en que se lanzaba una licitación en este sentido.

En enero abrió un primer proceso público para seleccionar al directivo. Se tuvo que cancelar por la polémica generada en los detalles de la oferta. Daba tan sólo cinco días hábiles para que los interesados pudieran completar su candidatura, la mitad de lo habitual en los concursos públicos de este perfil que se activan en al institución. Además, las bases de la convocatoria tardaron varios días en publicarse.

Fiscalización de la oposición

Según fuentes del AMB, el proceso que vale es el que se votó en el Consejo Metropolitano. Interpretan que hacer lo contrarío sería vulnerar la voluntad mayoritaria expresada en la sesión y que, en el caso de que se quisiera mantener la licitación, se debería ratificar con el resto de grupos políticos con representación en la Administración. 

Un nuevo lío sobre el intento de ampliar los directivos de Medio Ambiente, cuestión que está bajo la lupa de la oposición. De hecho, ha motivado que el grupo del PP haya presentado por escrito varias preguntas al gobierno respecto a este proceso. Es BComú, el partido de Colau, el responsable de este ámbito de actividad. Lo encabeza uno de sus colaboradores más próximos, Eloi Badia.

Preguntas del PP

Alberto Fernández Díaz, el consejero portavoz popular, inquiere sobre los motivos que llevaron a la convocatoria fallida de enero y su posterior anulación. También quiere saber por qué se ha “considerado ahora la posibilidad de nombrar a un adjunto a la dirección del área de Medio Ambiente” y cómo se “justifica tal sucesión de propuestas de coberturas de puestos de trabajo”.

Además, quiere saber “quién es el responsable de estos cambios en la política de recursos humanos” y si está “previsto algún nuevo cambio en el organigrama a corto o medio plazo”.

Reprimenda de CiU

No es el único partido que ha mostrado su malestar con esta decisión. En la sesión del Consejo de finales de febrero, el portavoz de CiU, Isidre Serra, criticó que “ciertas vicepresidencias”, una mención velada a Badia, “llevaran a cabo unos procedimientos rocambolescos en los que se modifica la relación de los empleos”.

Una política que, según su valoración, llevaba a que los partidos políticos representados en el AMB no sepan qué responsabilidades tiene cada cargo público o qué funciones acumulan los altos directivos. Ello motivó su abstención en la creación de los dos nuevos empleos en la institución.