Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Delegación de la Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda / EFE

Los cinco grandes morosos de Hacienda adeudan casi 1.150 millones de euros

El número de deudores de más de un millón a la Agencia Tributaria se ha reducido algo más de un 2% y la cantidad pendiente ha bajado casi un 6%

Carlos R. Cózar/ Raúl Pozo
8 min

Los cinco mayores morosos de la Agencia Tributaria acumularon al cierre del pasado ejercicio una deuda cercana a los 1.150 millones de euros. Como sucedió en las anteriores ediciones de la lista de personas físicas y jurídicas con deudas con Hacienda superiores al millón de euros, compañías vinculadas con los sectores inmobiliario y constructor, todas ellas en concurso o en proceso de liquidación, ocupan las primeras posiciones. Entre ellas acaparan algo más del 8% del total.

Los nombres se repiten aunque las cantidades se han reducido levemente. El primer puesto sigue siendo para la inmobiliaria Reyal Urbis, en concurso de acreedores desde comienzos de la década, cuya deuda con la Agencia Tributaria ascendía a 343 millones de euros al cierre de 2019. Al inicio del procedimiento concursal, en el que Hacienda siempre fue el mayor acreedor, la cifra se iba por encima de los 400 millones de euros.

De Isolux-Corsán a "Sandokán"

A muy poca distancia le sigue Isolux-Corsán, grupo constructor y de concesiones, cuyo proceso concursal fue más reciente, con una deuda de 329 millones de euros. Otra ‘clásica’ de esta clasificación, la también inmobiliaria Nozar (que recientemente dejó atrás un larguísimo proceso de quiebra), acumula una cuenta pendiente con el Fisco de 215 millones de euros.

El grupo de los cinco mayores deudores de la Agencia Tributaria se completa con dos paradigmas del estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de la pasada década. Uno de ellos, el constructor cordobés Rafael Gómez, más conocido con su apelativo de “Sandokán”, fue uno de los protagonistas de la llamada ‘operación Malaya’ sobre operaciones fraudulentas en torno al mercado inmobiliario en la Costa del Sol. Varias de sus sociedades figuran en la relación de grandes morosos con una deuda conjunta cerca a los 149 millones de euros.

Clásicos de la lista

La otra es la inmobiliaria Aifos, también abanderada de la época del ‘boom’ del sector y su posterior desplome, con una cantidad que supera los 98 millones de euros y que apenas ha variado desde que en 2015 la Agencia Tributaria comenzó a publicar periódicamente el listado.

Los cinco nombres siguientes de la relación suman deudas con Hacienda próximas a los 450 millones de euros y también son habituales en esta clasificación. Entre ellos figura la constructora e inmobiliaria cordobesa Prasa, con 97 millones; Servicios Esquerdo, con una cantidad muy similar; y la sociedad CCF21, vinculada al constructor granadino José Ávila Rojas, que adeuda casi 93 millones de euros al Fisco.

La herencia de "El Pocero"

No muy lejos de él se sitúa Obras Nuevas de Edificación 2000, una mercantil vinculada a la familia de Francisco Hernando, más conocido como “El Pocero”, que falleció recientemente afectado por el coronavirus. En la herencia se incluyen obligaciones de pago pendientes con Hacienda de unos 86 millones de euros.

Resulta complicado encontrar entre los grandes deudores a compañías que no tengan que ver con el negocio inmobiliario. Una de las excepciones es el negocio de la seguridad privada, que cuenta con dos representantes destacados en la relación: Ombuds, con algo más de 36 millones de euros; y Segur Ibérica, que adeuda más de 23 millones de euros. También sigue apareciendo la aerolínea Air Comet, de cuya quiebra han transcurrido cerca de 15 años.

Empresarios contrastados

En el capítulo de personas físicas, como es habitual, en la lista aparecen figuras sobradamente conocidas del mundo de los negocios. Por ejemplo, el empresario Agapito García, que ocupa el segundo puesto de la categoría, con un montante de 15.97 millones de euros. Por su parte, el expresidente de Banesto Mario Conde ha recortado su deuda, al deber 8,37 millones, frente a los 12,37 millones de hace un año.

De los morosos facilitados por el Ministerio de Hacienda se cae Rodrigo Rato, que este mismo martes conocía su absolución por la salida a bolsa de Bankia, y el ex presidente del Real Madrid Lorenzo Sanz, fallecido hace unos meses víctima del Covid-19.

Ex del Barcelona: de Neymar a Song

Además de empresarios y compañías de renombre que adeudan un buen pellizco a la Agencia Tributaria, también hay rostros conocidos. Los futbolistas de élite suelen ser habituales en los impagos Hacienda y Messi, Cristiano Ronaldo o Xabi Alonso no se han librado de figurar en ella.

En el documento de morosos, el jugador del PSG y ex del Fútbol Club Barcelona, Neymar irrumpe en la lista y contrae una deuda que asciende a 34 millones de euros y escala al primer puesto de personas físicas que tienen problemas con Hacienda. Otros futbolistas que pasaron por el Camp Nou como Alexandre Song y Gabi Milito deben al fisco 2,7 millones y 1,9 millones respectivamente.

El mundo del cine no se libra

El ámbito del cine y de la televisión es otro de los que no se libra del famoso inventario que publica Hacienda. De hecho, rostros tan conocidos como Imanol Arias o Ana Duato han tenido que acudir a los tribunales por deudas. Este año, dos actrices y presentadoras han vuelto a ver cómo sus nombres y apellidos figuran en el índice de 2019.

La actriz y presentadora de Movistar +, Patricia Conde, debe un montante de 1,8 millones de euros mientras que Paz Vega, que aparece con su verdadero nombre (María Campos Trigo), contrae una deuda con el fisco español de 2,6 millones de euros.

Los clubes deportivos no fallan

A pesar de que la situación de los clubes deportivos ha mejorado notablemente desde que la ACB y La Liga endurecieron las reglas para que no se dieran casos de impagos, aún figuran muchas entidades que no están al día con Hacienda. Es el caso de clubes históricos como el Real Murcia, que debe 1,2 millones de euros, el Reus (1,7 millones) y el Real Jaén, que aumenta la cifra hasta los 10,7 millones.

El baloncesto también aporta nombres históricos como el Basquet Girona (antiguo Akasvayu Girona), que debe 10,4 millones, y el Estudiantes (5,1 millones), uno de los clubes con más solera en la historia de la Asociación de Clubes de Baloncesto. El Balonmano Ciudad Real,que luego se refundó en el Balonmano Neptuno, con el nombre del Atlético de Madrid adeuda casi dos millones de euros.