Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un estudiante de Formación Profesional (FP) desempeña un trabajo / EFE

La CEOE propone contratos de formación para desempleados de cualquier edad

La patronal pide al Gobierno que este tipo de contratos puedan durar más de un año y no tengan límite de horas extra y nocturnas

3 min

Los contratos de formación y aprendizaje pueden dejar de ser para jóvenes de hasta 30 años. La patronal CEOE ha hecho una propuesta al Gobierno para ampliar la aplicación de este tipo de relación laboral --que combina la formación académica y la actividad laboral retribuida-- a parados mayores de 45 años, al horario nocturno, a la rotación en turnos y a las horas extra. Los empresarios han hecho esta petición en el marco de las negociaciones con el Ejecutivo y los sindicatos sobre empleo de calidad.

Según la CEOE, la finalidad de esta medida sería que los trabajadores de cualquier edad que han perdido su empleo “puedan orientar sus conocimientos hacia una nueva profesión”. En este sentido, los contratos de formación dejarían de tener el límite de edad actual de 30 años para abrirse a parados de larga duración.

Los empresarios consideran que el requisito de la edad es “excluyente” y que tendría que primar la “carencia de capacidades formativas para el desempeño del puesto de trabajo”, según recogen en el documento El aprendizaje: clave de la mejora de la empleabilidad y la competitividad. Además, argumentan, los parados mayores de 45 años son los que más dificultades tienen a la hora de reinsertarse en el mercado laboral.

Trabajo nocturno

Pero la edad no es la única medida que sugiere la patronal, según publica este miércoles Expansión. También ha propuesto que los contratos de formación no tengan limitación en cuanto a horarios. Esto supondría que los trabajadores con este tipo de contrato podrían entrar en turnos rotativos o de noche, a partir de las 22.00 horas, hasta ahora prohibido.

Las horas extra también serían incluidas entre las posibilidades. El principal argumento de la confederación de empresarios es que las compañías se decantan en muchas ocasiones por otros tipos de contrato precisamente por estas restricciones.