Menú Buscar
Una casa rural en Girona / EUROPA PRESS

Cataluña lidera las reservas de turismo rural para este verano

Los españoles prefieren quedarse en el país en este contexto de pandemia y optan por opciones más seguras y baratas

Esther Figueroa
6 min

El turismo rural se aferra al verano para salvar un año marcado por la crisis del coronavirus. Con la Semana Santa perdida, el sector confía en los meses de calor para recuperar parte de los ingresos. A favor tiene que muchos españoles prefieren este 2020 quedarse en el país y optar por opciones más seguras y baratas. Y, en este contexto, Cataluña lidera las reservas. Se espera un lleno.

Según datos de Clubrural, Cataluña se encuentra en la primera posición de España con el 16,50% de reservas solicitadas desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto. En el mismo periodo del año anterior, el territorio catalán se encontraba segundo, tras Asturias. También en comparación con 2019, Cataluña ha doblado el número de solicitudes de reservas.

Las reservas se disparan

Con el foco en las cuatro provincias catalanas, la que recibirá más visitas es Barcelona, con el 7,52%, que ocupará la tercera posición en el ranking de España. Girona es la siguiente, con el 5,08% (quinto lugar), por delante de Tarragona (2,06%, puesto 16) y Lleida (1,78%, posición 18).

Estos datos caen como agua de mayo en el escenario actual. Durante los últimos meses, las casas rurales han sufrido la cancelación de reservas por la incertidumbre, pero la situación está cambiando. “Tenemos muchas peticiones de reservas porque durante el estado de alarma se producían cero, dado que nadie confiaba en que este verano se pudieran hacer vacaciones”, explica el presidente de la Confederació del Turisme Rural i l'Agroturisme de Catalunya (Turalcat), Carles Barcons. Por su parte, el responsable de Agroturisme d'Unió de Pagesos, Josep Margenat, apunta: “El sector ha perdido meses buenos como lo son mayo y junio, pero estamos notando que el verano se va animando”.

Las búsquedas en internet crecen

Desde Turalcat explican que las reservas se reactivaron el 22 de junio. Aseguran que el regreso fue tardío, pero, pese a ello, el incremento ha sido exponencial: “Ahora tenemos cuatro veces más peticiones que antes. Sin embargo, Barcons expone que carece de datos más concretos.

Sí aporta más datos un estudio de SEMrush, según el cual la búsqueda en Google de “casa rural” ha crecido un 18% entre febrero y mayo de 2020 respecto al mismo periodo en 2019.

Los españoles no quieren arriesgarse

Todo ello aporta una clave: este año, los viajeros de proximidad prefieren quedarse en territorio español, antes que arriesgarse e ir al extranjero. “Antes de todo esto, tenía un viaje de dos semanas a Corea que tuve que cancelar y perder el dinero; así que este verano voy a ir a Girona con una amiga para evitar más contratiempos”, explica Claudia Llambrich, futura usuaria de una casa rural.

Por su parte, Carmen Retamero, futura usuaria de un apartamento rural con sus amigos a finales de julio, expresa que es la primera vez que deciden alquilar una casa de este tipo, pero este verano lo han decidido así porque “es lo más seguro en las circunstancias en las que estamos”.

Una sensación de seguridad

Las casas rurales se están convirtiendo en una tendencia para este verano 2020 por una razón muy sencilla. Según el responsable de Agroturisme, el principal factor es que “garantizan seguridad”. Esto se debe a que la mayoría de los apartamentos rurales de Cataluña están situados en medio de la naturaleza o en pueblos con muy pocos habitantes. Además, cabe destacar que los alojamientos turísticos están aplicando “todas las medidas que determina la normativa y son muy rigurosos para que todos los establecimientos sean muy seguros”, añade Barcons.

En contraposición a una cadena hotelera o a un camping de playa, una casa rural solo puede coger a un número pequeño de gente. “Tengo niños pequeños y, por ello, prefiero evitar sitios muy concurridos en los que la posibilidad de coger la enfermedad es más alta”, explica Carmen Zaragoza, usuaria de un apartamento rural en Barcelona a mediados de junio.

Ahorro y comodidad son las claves

No solo una mayor sensación de seguridad, sino también un ahorro en la economía de los españoles ayuda a que las casas rurales sean tan populares este año. Zaragoza expresa: “Este año, con el virus y los ERTE, no nos podemos permitir grandes lujos; así que ir a pasar el fin de semana a una casa rural nos pareció la mejor opción y la más barata”.

Además, también es positivo que la casa rural cuente con todas las comodidades como una piscina o que esté ubicada muy cerca del mar o de un río. En referencia a esto, Barcons destaca que “la gente busca refrescarse de una manera sencilla, así que los apartamentos rurales con piscina son muy atractivos durante el verano”. Esto lo corrobora Retamero: “Nuestro primer requisito a la hora de elegir casa es que tuviese una piscina, por el calor que suele hacer en verano”.