Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El centro comercial La Maquinista, el pasado mes de diciembre con el aforo reducido en Cataluña / EUROPA PRESS

Las calles comerciales de Barcelona pierden un 31% de afluencia por la tercera ola

Los peatones han descendido en un 69% en el caso de los centros comerciales, algo que ha costado “el efecto rebajas” al sector

2 min

Los altos índices de contagio del coronavirus durante enero han provocado un vaciado de las calles que, en el caso de los paseos comerciales de Barcelona, ha significado una pérdida del 31% de los peatones con respecto a hace un año. En el caso de los centros comerciales, afectados por las restricciones vigentes, la caída ha sido más drástica, ya que tienen ahora un 69% menos de público.

Según los datos de un informe de TC Group Solutions sobre el tráfico peatonal de las calles comerciales españolas, el centro de la ciudad ha sido la zona más afectada. En cambio, las calles comerciales ubicadas en los barrios han podido resistir mejor el golpe.

Sants logra un balance positivo

De cinco calles analizadas, el eje comercial de Sants ha sido el que ha salido mejor parado: incluso ha conseguido incrementar en un 8% el volumen de peatones con respecto al mismo mes del año anterior.

En las calles céntricas sí se ha notado la caída, especialmente en Pelai, que ha perdido un 42% de los peatones. Pero también en Portaferrisa, que ha sufrido un 38% de reducción, o en la Rambla y Passeig de Gràcia, ambas con un 37%.

Mallorca, la más afectada

En cuanto a la media de todas las ciudades españolas, el descenso en la afluencia de las calles comerciales es algo mayor que el de Barcelona, con un 32,7%. La empresa que ha elaborado el informe destaca que para los comercios, “el efecto rebajas ha quedado totalmente dilapidado por la pandemia”.

Palma de Mallorca ha sido la ciudad más afectada, con una caída de la afluencia del 53%, mientras que en Madrid, el descenso ha sido del 34%, pero alcanza el 75% en algunas zonas. Málaga es la ciudad española que ha logrado un mejor balance: en este caso, la pérdida de peatones ha quedado limitada al 16%.