Menú Buscar
Una sucursal de Caixabank

Caixabank reduce provisiones y gana un 74,7% más en el primer trimestre

La entidad obtiene un beneficio de 704 millones impulsada por el final de la crisis inmobiliaria y la mejora los ratios del negocio bancario

5 min

CaixaBank obtuvo un beneficio de 704 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que representa un incremento del 74,7% respecto al mismo período del año pasado, según ha informado la entidad este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco presidido por Jordi Gual, ha indicado que los principales factores que han impulsado este crecimiento han sido la gran reducción de provisiones y deterioros de activos y la fortaleza de los ingresos core del negocio bancario (margen de intereses, comisiones e ingresos del negocio de seguros), que han alcanzado los 2.008 millones, un 6,5% más.

Las provisiones

El resultado se debe también a la reducción de las dotaciones a provisiones y a los mayores ingresos de participadas, así como al hecho de que los gastos de administración y amortización recurrentes crecieron un 5,4%, lo que representa un ritmo inferior al de los ingresos core.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros disminuyen hasta los 139 millones, un 44,3% menos respecto al mismo periodo de 2017, y las otras dotaciones a provisiones se reducen un 86,3% (en 2017 recogían impactos extraordinarios negativos asociados a prejubilaciones y al saneamiento en Sareb).

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta se sitúa en 5.810 millones (475 millones menos que hace 12 meses y 68 millones menos que el trimestre anterior), con una ratio de cobertura del 58%, y el total de ventas de inmuebles el primer trimestre ha alcanzado los 306 millones, un 3,4% más.

Beneficios de BPI

El margen bruto ha aumentado un 19,5%, hasta los 2.262 millones; impulsado por un crecimiento en el margen de intereses (4,3% hasta 1.203 millones), las comisiones (6,4% hasta 625), y los ingresos y gastos por contratos de seguro o reaseguro.

El negocio del banco portugués BPI ha contribuido en 40 millones a los resultados del grupo en el primer trimestre, frente a los 22.000.000 que aportó en febrero y marzo de 2017, y teniendo en cuenta la aportación de las participadas de BPI, la contribución total asciende a 169 millones.

El resultado positivo del trimestre también se debe a la de los ingresos de la cartera de participadas, que se sitúan en 271 millones, que incluyen los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación y los ingresos por dividendos, mientras que en el mismo periodo del año pasado se registraron pérdidas de 97 millones derivadas la venta por BPI del 2% de la participación en BFA.

Más créditos

Los recursos de clientes del grupo crecen hasta los 351.420.000 (0,6%), y en la evolución de recursos en balance (1%) destaca el crecimiento del 2% del ahorro a la vista, hasta los 162.020 millones, y la reducción sostenida del ahorro a plazo (7,2%), hasta los 33.230 millones.

Los activos bajo gestión aumentan hasta los 97.171 millones (0,6%), y, igual que en los últimos trimestre, destaca el incremento del patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs, hasta los 67.582.000 de euros (1%), principalmente por nuevas suscripciones.

El crédito bruto a la clientela se sitúa en los 223.249 millones a cierre del primer trimestre de 2018, un 0,3% menos respecto a cierre de diciembre de 2017, y la cartera sana se mantiene estable en el trimestre. El crédito para la adquisición de vivienda continúa marcado por el desapalancamiento de las familias, siendo la nueva producción inferior a las amortizaciones, y desciende en un 0,7% respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que el crédito a particulares para otras finalidades aumenta un 0,4%, impulsado esencialmente por el crédito al consumo, que ha aumentado un 5,3% en España.

Menos dotaciones a provisiones 

Las pérdidas por deterioro de activos financieros disminuyen hasta los 139 millones, un 44,3% menos respecto al mismo período de 2017, y las otras dotaciones a provisiones se reducen un 86,3% (en 2017 recogían impactos extraordinarios negativos asociados a prejubilaciones y al saneamiento en Sareb).

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta se sitúa en 5.810.000 (475 millones menos que hace 12 meses y 68 millones menos que el trimestre anterior), con una ratio de cobertura del 58%, y el total de ventas de inmuebles el primer trimestre ha alcanzado los 306 millones, un 3,4% más.

Destacadas en Business