Menú Buscar
Josep Font, el hasta ahora vicepresidente del gigante de los supermercados catalán Bon Preu que ha pasado el testigo a su hijo Abel Font / CG

Abel Font, nuevo vicepresidente de Bon Preu

Josep Font inicia el relevo generacional en el gigante de los establecimientos comerciales catalán, inmerso en una guerra accionarial

04.01.2019 22:15 h.
5 min

Disparo de salida en el relevo generacional en la cúpula de Bon Preu. El vicepresidente de los principales supermercados catalanes, Josep Font, ha pasado el testigo a su hijo Abel Font, que asume el cargo ejecutivo tanto en la sociedad holding como en la compañía con la que gestionan los establecimientos de las marcas Bon Preu y Esclat. Ejercerá junto a su tío, Joan Font, el presidente del grupo de distribución.

El cambio en la vicepresidencia es un paso lógico en un plan de cambio generacional. Más en una empresa cuya facturación supera los 1.000 millones de euros anuales. El tamaño de la compañía recomendaría un relevo tranquilo para asegurar la buena marcha del negocio. El problema es que tiene lugar en medio de una batalla accionarial.

Batalla accionarial

Joan y Josep Font están enfrentados en los tribunales. El vicepresidente instó una causa en el mercantil para forzar a su hermano a comprarle su participación del 50% tras un corolario de desencuentros. Las discrepancias partían por la falta de incidencia del número dos del grupo en la toma de decisiones del grupo.

Lo que era un problema entre hermanos que se había mantenido controlado estalló hace dos años. Precisamente, cuando se empezó a plantear la entrada de los cuatro primos hermanos que están llamados a repartirse Bon Preu. Los tempos del presidente y del vicepresidente no coincidieron, explican fuentes conocedoras de la pugna familiar. Además, Josep Font buscaba un reparto de funciones más equitativo.

Audiencia de Barcelona

Las distintas aproximaciones en este sentido pasaron de ser un punto más de discusión entre hermanos a la batalla judicial en la que están inmersos. Tras un desencuentro en la valoración de las acciones del grupo, el Tribunal Mercantil decidió en noviembre abrir la puerta a la segregación de activos tal y como proponía Joan Font, representado por el bufete Rousaud Costas Duran. El vicepresidente, que cuenta con Fornesa Ceca Magan como asesores jurídicos, impugnó esta decisión. El caso se dirime ahora en la sección mercantil de la Audiencia de Barcelona. Será este estamento judicial el que decida si sigue con la división de la cadena de supermercados o si obliga a los hermanos a llegar a un acuerdo económico.

Joan Font, presidente de Bon Preu / BP

Joan Font, presidente de Bon Preu / BP

Existe un tercer escenario para acabar con el conflicto en la compañía: que las dos familias alcancen un pacto. Hace tiempo que las partes implicadas han intentado llegar a un punto en común, pero las posiciones están enrocadas desde que se inició la pugna judicial. El principal exponente de ello es que el grupo Bon Preu tiene las cuentas bloqueadas desde 2015.

Inversiones en 'start-up'

Abel Font es el representante de la tercera generación de los dueños de Bon Preu con más experiencia en negocios, remarcan los mismos interlocutores. Ha mostrado interés en el mundo de la empresa con anterioridad. De hecho, lanzó en 2015, junto a su padre, una sociedad de inversión enfocado al segmento de las start ups, Turtle Capital.

En los casi cuatro años en los que ha estado en activo, ha completado incluso desinversiones. Vendió su participación en la plataforma digital del sector del fitness Gym For Less a Sodexo en 2018 y traspasó parte del capital que controlaban en el portal de inversión inmobiliaria Housers en 2017.

Porfolio de Turtle Capital

Se mantiene en la propiedad de la agencia de viajes Exottica; en la iniciativa para repartir comida a domicilio Wetaca y en la empresa que quiere ofrecer "soluciones inteligentes para alojamientos turísticos" Roomonitor. Además de la plataforma de descuentos hoteleros Stayforlong; la start up que ofrece servicios de cuidados a domicilio Cuidum; la comunidad de coworkings en Barcelona Attico y la firma que ofrece tecnología logística Kiwi.

Todo ello, constituye una experiencia de gestión notable que le llevaba a la primera línea del grupo Bon Preu, al tomar el testigo de su padre en la vicepresidencia.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información