Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Onur Genç, consejero delegado de BBVA / EP

BBVA prevé cerrar 2020 con beneficios tras realizar ya casi todos los saneamientos

El banco volverá a repartir dividendos cuando el BCE levante su recomendación en contra de retribuir al accionista e incluso se plantea una recompra de acciones

5 min

Las previsiones de BBVA apuntan a concluir el presente ejercicio con beneficios, pese a haber cerrado el primer semestre con pérdidas contables de 1.157 millones de euros. La entidad asegura que ya ha llevado a cabo la mayor parte de las provisiones y saneamientos para afrontar la crisis del coronavirus, lo que deja el panorama despejado tanto para ganar dinero en 2020 como para volver a repetir dividendos.

El consejero delegado del banco, Onur Genç, ha adelantado que el volumen de dotaciones en la segunda mitad del año va a ser muy inferior al registrado entre enero y junio. “Por el Covid-19 registramos 1.460 millones de euros de provisiones en el primer trimestre y 644 en el segundo. Actualmente, el coste de riesgo está en el 2,04% y prevemos concluir el año con una cifra de entre 150 y 180 puntos básicos, por lo que de aquí en adelante las provisiones serán mucho menores”.

Entorno de incertidumbre

En una comparecencia telemática ante los medios de comunicación, Genç ha recordado que las pérdidas que el banco ha registrado durante los dos primeros trimestre están estrechamente relacionadas con los ajustes del fondo de comercio de sus activos en EEUU. “Pero incluso con este factor cerraremos el año en positivo”.

Eso sí, el pronóstico está condicionado a la evolución de la pandemia del coronavirus, por lo que el ejecutivo se mostró cauteloso. “Seguimos en un entorno de gran incertidumbre, todas las previsiones están condicionadas a que no volvamos a tener grandes confinamientos en los países en los que operamos”.

Vuelta del dividendo

De esta forma, BBVA también está dispuesto a retomar la senda del dividendo “cuando desaparezcan las incertidumbres por el coronavirus y el BCE haya retirado su recomendación a las entidades financieras de la eurozona de no retribuir a sus accionistas” con el fin de que destinen más recursos a fortalecer sus balances.

“Siempre dijimos que volveríamos a pagar dividendo y eso no ha cambiado”, recordó Genç, que remitió a la fecha de enero de 2021 hasta la que permanece en vigor la recomendación del supervisor bancario.

Posible recompra de acciones

“Contamos con una ratio de capital que nos dejará un colchón de unos 275 puntos básicos al cierre del año”, apuntó Genç que, de este modo, no descartó que la entidad retribuya a sus accionistas con cargo a las cuentas de 2020.

Incluso, el director financiero del banco, Jaime Sáinz de Tejada, ha apuntado la posibilidad de que BBVA lleve a cabo el próximo año una recompra de acciones con el fin de evitar la dilución que han sufrido los accionistas que han optado por percibir el dividendo en efectivo y no en títulos de la entidad.

Crecimiento orgánico

Pregutando de forma existente por posibles operaciones corporativas, Genç ha hecho hincapié en que la prioridad de la entidad es el crecimiento orgánico. “No obstante, tenemos la responsabilidad de explorar todas las posibilidades que se nos planteen”, ha señalado.

El consejero delegado del BBVA admitió que, en la actualidad, las cotas de rentabilidad de las entidades financieras, tanto en España como en el resto de Europa, “están muy por debajo de lo que sería óptimo”, lo que, a su juicio, “significa que podrían surgir oportunidades de consolidación”.

Sin explicación al desplome

Interrogado más concretamente si BBVA había entablado conversaciones en este sentido con Bankia, Genç ha declinado hacer comentarios “sobre cualquier otra entidad”.

Por otro lado, tanto Genç como Sáinz de Tejada se mostraron sorprendidos por el comportamiento de las acciones del banco en la sesión de este jueves, en la que acumulan descensos superiores al 8%. "Los analistas tampoco se lo explican, todos ellos han escrito al conocer las cuentas que las cifras presentadas eran mejor de lo esperado", ha apuntado el director financiero que, posteriormente, ha apuntado a la complicada situación en algunos mercados como México y Perú como una posible causa que justificara el castigo de los inversores.