Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una oficina de BBVA / EFE

BBVA plantea el retorno "gradual" de los empleados a las oficinas

El banco traslada a sus trabajadores que se realizarán test y se identificarán a los contactos de casos confirmados

3 min

BBVA trabaja en un plan de retorno gradual para que sus empleados vuelvan a los centros de trabajo "cuando sea seguro". Así lo ha manifestado este viernes el presidente del banco, Carlos Torres, en un encuentro virtual con los trabajadores.

Tanto Torres como el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, han respondido a las preguntas de los trabajadores acerca de la crisis del coronavirus. Así, han detallado que contemplan el retorno una vez que sea posible, al tiempo que se establecerán medidas de seguridad como la realización de test entre los empleados.

Test e identificación de contactos

"En esos planes sí que vamos a incorporar algunos aspectos como la realización de test y la identificación de contactos de casos confirmados", ha comunicado el presidente de BBVA, quien además ha asegurado que se tomarán las medidas de higiene y protocolos de prevención necesarios, "priorizando la salud de los empleados, clientes y la sociedad en su conjunto".

Torres también ha puesto en valor el esfuerzo técnico que ha supuesto para los equipos de ingeniería del grupo que un porcentaje tan alto de la plantilla pueda teletrabajar a distancia.

Mantendrá la plantilla

Por otro lado, Torres ha manifestado que las prioridades del banco no han cambiado, aunque ha reconido que a corto plazo esta crisis obliga a prestar atención a otras cuestiones como garantizar la seguridad y la continuidad operativa, ayudar a los clientes a superar la crisis y seguir de cerca sus principales impactos para el negocio y los riesgos de la entidad.

De su lado, Genç ha resumido que la gestión de la crisis por parte de BBVA se centra en la anticipación, tratando de aprender de las experiencias en diferentes países y diferentes fases de la crisis. El consejero delegado también ha asegurado que el banco no se plantea "ninguna medida extraordinaria de reducción de la plantilla". Asimismo, ha hecho hincapié en que la entidad afronta la crisis "desde una situación de fortaleza, con una cómoda posición de capital y liquidez en todos los países en los que el banco está presente".