Menú Buscar
A la izquierda, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, afronta el legado envenenado de su predecesor, Francisco González

BBVA baraja recuperar la pensión de 80 M€ ‘blindada’ por FG en el extranjero

El expresidente Francisco González optó en 2009 por sacar su plan de jubilación del banco que presidía para evitar que algún contratiempo dificultara su reintegro

21.01.2019 11:39 h.
3 min

Alta tensión la que se va a vivir en el primer consejo de administración de BBVA presidido por Carlos Torres Vila. Reunión del máximo órgano de gobierno de la entidad que llega precedida por el escándalo de las operaciones de espionaje llevadas a cabo por el excomisario José Manuel Villarejo por encargo del Francisco González, presidente del banco hasta el pasado 31 de diciembre.

Se tome la decisión que se tome respecto al pago de estos trabajos, las consecuencias serán relevantes. Si no el consejo no mueve un dedo y opta por dejar pasar, se arriesga a que vuelvan a publicarse más filtraciones y a que organismos supervisores, como el Banco Central Europeo (BCE) tome cartas en el asunto.

Cortar de raíz la crisis reputacional

Como alternativa, y para tratar de limitar los riesgos de la grave crisis reputacional del banco provocada por esta situación, se espera que Torres Vila mueva ficha en el sentido de cesar a su predecesor como presidente de honor.

O, incluso, ir más allá anunciando la presentación de una demanda judicial y la apertura de un expediente para que González devuelva todo o parte de los 80 millones de euros de su plan de pensiones que, desde el pasado 20 de diciembre, puede haber rescatado y hecho efectivo. En esa fecha el expresidente cesó en sus cargos ejecutivos en BBVA.                                  

80 millones a buen recaudo

Este extremo no sería fácil de llevar a cabo. En 2009, Francisco González ‘blindó’ su plan de pensiones. Lo sacó del banco que presidía para depositarlo en el británico HSBC, según apunta El Confidencial, con la intención de que, en el supuesto caso de que se produjera algún contratiempo --como ha sucedido con la trama de espionaje--, el dinero estuviera fuera del balance del BBVA.

Ante esta situación, el banco no lo tiene fácil. Según sus estatutos, solo podría exigirle a González parte de las acciones que cobrará en los próximos años como retribución variable. Para recuperar la millonaria pensión no cabría otra que acudir a los tribunales. Toda una ‘patata caliente’ para el recién llegado Carlos Torres Vila, que está por ver si será capaz de gestionar adecuadamente.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información