Menú Buscar
El el catedrático de Economía Aplicada de la UAB, Josep Oliver (i), y el director territorial de BBVA, Xavier Llinares (d), en la presentación del estudio / BBVA

BBVA certifica que los servicios frenan la desaceleración en Cataluña

La industria, el motor de la recuperación hasta 2017, empieza a sufrir los efectos negativos del frenazo de la actividad en Alemania

3 min

Cataluña ha aguantado la desaceleración económica internacional gracias al sector servicios. Así lo indican las conclusiones del Anuario Económico Comarcal de 2019 que los servicios de estudios de BBVA han presentado este martes y que analizan los datos hasta el cierre de 2018.

Los datos presentados por el catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB, Josep Oliver, y el director territorial de la entidad en Cataluña, Xavier Llinares, muestran cómo el PIB local creció el 2,6% hasta finales del ejercicio en curso en términos de valor agregado bruto (VAB). Se trata de una cifra positiva, pero por debajo del 3,3% registrado tan sólo un año antes y en línea con el frenazo global.

Letargo de la industria

El análisis de la actividad territorial también alerta de la situación de la industria. El sector que había sido el motor de la recuperación hasta 2017 ya sufre los “efectos negativos de la desaceleración industrial alemana”, señala el estudio. Cabe tener en cuenta que este país es uno de los principales receptores de las exportaciones catalanas, especialmente en materia de automoción.

Sólo incrementó el 1,1% al cierre de 2018, una cifra muy por debajo de los datos cosechados hasta la fecha. El VAB de los servicios, en contraste, avanzó el 2,9%. También creció en menor medida la actividad de construcción. La única tasa en negativa es la del sector primario, que se apunta una caída del 0,4%.

Evolución del VAB en Cataluña
Año Barcelona Girona Lleida Tarragona Cataluña
2015 3,0% 4,0% 2,0% 6,9% 3,4%
2016 3,2% 3,1% 2,0% 4,1% 3,2%
2017 3,3% 3,0% 3,6% 2,8% 3,2%
2018 2,9% 1,7% 1,8% 1,6% 2,6%

Más crecimiento que en 2017

Los responsables del análisis muestran su optimismo en que la situación de que el valor de la oferta de productos y servicios que se producen en Cataluña supera ya en el 6,2% los valores registrados en 2007, el último año previo a la doble crisis que ha marcado la última década.

Si se analiza por sectores concretos, el VAB terciario creció en 2018 el 2,9% gracias al impulso de los servicios dirigidos a familias y empresas. Estos avanzaron el 3%, mientras que el repunte del epígrafe de colectivos que incluye la administración pública, la sanidad y la educación se queda en tan sólo el 2,5%.

Territorio

El eje metropolitano es de nuevo el más dinámico de Cataluña, ya que cerró 2018 con un crecimiento del 2,9%. La actividad en las comarcas centrales y las de montaña avanzó el 2,2% seguido de Terres de l’Ebre (1,8%), el Pla de Lleida (+1,7%) y las comarcas de Girona (+1,7%). Es el Camp de Tarragona la zona donde el repunte es menor, de tan sólo el 1,5%.