Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un autobús de rotulado como Mohn que circula durante la transición de las líneas del Baix Llobregat sur a Avanza / CM

Avanza suma problemas por la degradación de los autobuses del Baix Llobregat sur

El servicio regulariza horarios, pero muchos usuarios se quejan del cambio y las incidencias temporales, que continúan de forma residual en algunas líneas metropolitanas

4 min

Avanza acaba su tercera semana como operadora de autobuses en el Baix Llobregat sur. La adjudicataria por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) de las líneas urbanas e interurbanas de Castelldefels, Gavà, Viladecans y algunas de Sant Boi de Llobregat y El Prat de Llobregat, mantiene algunas incidencias menores desde la entrada en servicio a finales de diciembre.

Las afectaciones por los recortes de rutas han obligado a muchos usuarios habituales a reestructurar sus horarios tras la supresión de la línea E97 y el cambio de frecuencias de los itinerarios de E80, L80, E86 y L86. No obstante, estos cambios son temporales y volverán a la normalidad, según adelantó Avanza, en un espacio breve de tiempo. La principal polémica estos días, una vez los ciudadanos han asumido las incidencias derivadas del inicio de la operativa, es el estado de algunos de los vehículos.

Degradación de los autobuses

Avanza mantiene que encontraron “una situación deteriorada y deficiente” cuando ganaron el concurso del AMB para gestionar los autobuses del Baix Llobregat sur. Esto se debería a las condiciones de los vehículos heredados de Mohn --perteneciente al conglomerado BaixBus--. Algunos usuarios han trasladado a este medio sus quejas por el estado de la flota, cuando se prometió desde las instituciones metropolitanas que se vería una mejora sustancial una vez comenzara el servicio de la nueva compañía.

Línea de autobús interurbano que conecta Sant Boi con Castelldefels, pasando por los núcleos urbanos de Viladecans y Gavà, que ha sido adjudicada a Avanza / CG
Línea de autobús interurbano que conecta Sant Boi con Castelldefels, pasando por los núcleos urbanos de Viladecans y Gavà, que ha sido adjudicada a Avanza / CG

“Iba hacia la Diagonal en uno de los autobuses y al mirar el asiento del otro lado del pasillo lo vi arreglado con cinta aislante”, denuncia una usuaria de Viladecans. De hecho, no es la única reclamación que se ha detectado por parte de los ciudadanos del sur metropolitano, que también aseguran haber encontrado “máquinas para validar el billete estropeadas”. No obstante, en la mayoría de casos, se habría dado en los autobuses rotulados todavía como Baixbus, que Avanza no ha rehabilitado todavía.

Cambio de rotulación

Las incidencias, como ya ha explicado Crónica Global, se producen desde el inicio de la operativa el pasado 26 de diciembre. Los sindicatos UGT y CCOO denunciaron “intentos de agresiones verbales y físicas”, que tanto el AMB como Avanza han desmentido. Todo este barullo está a punto de encarar su cuarta semana en el Baix Llobregat sur, sin tener los autobuses rotulados con la marca de la nueva empresa adjudicataria, que serían los vehículos que centran las quejas de los clientes del servicio metropolitano.

Fuentes de Avanza aseguraron a este medio que “todos o prácticamente todos los autobuses” que heredaron de Mohn “están rotulados con el logo de Avanza”. Sin embargo, tal como explican los usuarios y ha podido confirmar este medio sobre el terreno, muchos de los vehículos que circulan por Viladecans y Gavà siguen luciendo la marca de la anterior compañía.

Los nuevos automóviles aportados por Avanza no coincidirían con la degradación y las quejas de los usuarios. Esta flota constaría de vehículos de escasos años de antigüedad o prácticamente nuevos. La degradación de los autobuses relatada por los usuarios se habrían dado en los que todavía no han sido rehabilitados por la empresa adjudicataria.