Menú Buscar
La mayoría de los trabajadores autónomos solo puede cotizar por la base mínima / CG

Las mejoras en la situación de los autónomos de este 2018

Los cambios en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que entró en vigor el 1 de enero dan respuesta a algunas de las reclamaciones históricas del colectivo, pero sigue habiendo favoritismos

6 min

Ser autónomo es cada vez más habitual. Y, progresivamente, la Administración va adoptando mejoras para un colectivo que hace tiempo que viene reclamando los mismos derechos y beneficios que los empleados por cuenta ajena. En esta legislatura se han aplicado algunas medidas a instancias de Ciudadanos, que ha hecho bandera de la situación de este tipo de trabajadores. 

Las modificaciones en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que entró en vigor este 1 de enero es un paso más para dar respuesta a algunas de sus reclamaciones históricas. Muchas son las medidas introducidas, pero hay dos que resaltan por encima de las demás: la extensión del periodo de cuota reducida de 6 meses a un año y la reducción de la penalización por impago de las cuotas de la Seguridad Social.

Variación solo según la cotización

El programa online lider de facturación y contabilidad para autónomos Contasimple ha evaluado a instancias de este medio ambas medidas. Por lo que respecta a la extensión del periodo de cuota reducida consideran que “no hace sino confirmar que su introducción hace unos meses fue todo un acierto”. Sin embargo, el hecho de que existan únicamente dos cuotas (una reducida y una normal), cuyo importe varía, únicamente, en función de la base de cotización, “sigue generando mucha desigualdad”.

“Creemos que la cuota debería ir en función del beneficio que obtiene el autónomo de su actividad, de igual forma que la cotización de los empleados va en función de su sueldo”, abundan.

Sin unificación de criterios

En referencia a la otra gran medida. Es decir, la reducción del 20% al 10% la penalización por impago de las cuotas sociales dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo, consideran “que va en la dirección correcta para reducir los abusos de la Administración”.

No obstante, añaden, que “hubiera sido mejor unificar los criterios con los de la Agencia Tributaria”, cuya penalización es del 5% durante los tres primeros meses pasado el vencimiento del plazo, y a partir de ahí crece a razón de un 5% adicional cada tres meses hasta llegar al 20%. Y es que no es lo mismo llegar tarde a un pago por un día que por un año entero, y así --sostienen-- que debería "reflejarse en la penalización".

3,2 millones de autónomos

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha cerrado el último año con un aumento de 10.468 autónomos, un 0,3% más que en 2016. Por lo que el número total de autónomos ha ascendido a 3,2 millones de trabajadores.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) explica que 2017 se ha consolidado como el quinto año consecutivo con mayores incrementos de trabajadores autónomos, aunque el crecimiento registrado en los años sucesivos "ha ido decreciendo poco a poco",

Retos futuros

Los expertos y asociaciones de autónomos consideran que todavía existen algunos temas que no se han abordado, y que ayudarían a millones de trabajadores por cuenta propia a mejorar su situación.

Desde Contasimple señalan la “necesidad de simplificar drásticamente las gestiones” de este tipo de trabajadores. “Si bien los cálculos teóricos de lo que tiene que pagar un autónomo, tanto de IVA como de IRPF, son muy sencillos, los modelos que tienen que presentar son innecesariamente complicados y tediosos de cumplimentar”.

Favoritismos

Los motivos se reducen a dos causas: por un lado, por el "afán" de la Agencia Tributaria de recaudar más información de la necesaria para el pago de impuestos debido a su deseo de control para cruzar datos. Y, por otro lado, por su decisión de favorecer a ciertos colectivos en detrimento de los demás.

Esto último ha sucedido recientemente con las modificaciones del modelo 303, para el que ha complicado la presentación del cuarto trimestre solicitando muchos más datos para exonerar a una minoría de presentar el modelo 390. Pero como el usuario común no sabe que eso no se aplica, la realidad es que todos los contribuyentes han visto complicada su presentación por el beneficio de unos pocos. “Hemos de acabar con el favoritismo por colectivos”, apostillan desde la gestora de trabajadores autónomos.

Esta medida para agilizar la gestión reduciendo sus costes y simplificando los modelos que los autónomos tienen que presentar contribuiría a hacer sus empresas más competitivas y rentables. El desafío más importante que las compañías tienen siempre por delante.