Menú Buscar
Dos usuarias conultan varios pisos en Airbnb / CG

Airbnb y el Ayuntamiento de Barcelona se emplazan a "negociar"

La plataforma y el equipo de Ada Colau intercambian cartas públicas sobre la oferta turística en la Ciudad Condal

3 min

Airbnb y el Ayuntamiento de Barcelona se han emplazado a "negociar" el miércoles. La plataforma y el equipo de Ada Colau, alcaldesa de la Ciudad Condal, se han cruzado cartas públicas en las que apremian al otro a reunirse para hallar el encaje legal de la puntocom.

La primera misiva ha llegado desde el Ejecutivo local de BComú y PSC. El mensaje ofrecía a la tecnológica sentarse a dialogar con el fin de "ordenar la oferta de alquiler vacacional en la ciudad".

Para ello, el consistorio prometía "un nuevo espacio de diálogo para abordar el cumplimiento de la legalidad vigente y la erradicación de los pisos ilegales" que, según la corporación, el portal anuncia.

La carta lleva el sello de las áreas de Ecología, Urbanismo y Movilidad --concejalía de Janet Sanz-- y la de Empresa y Turismo, que comanda el edil Agustí Colom.

"Tenemos acuerdos con 300 gobiernos"

Airbnb no ha tardado en responder. La firma con sede en San Francisco (Estados Unidos) ha recordado al Ayuntamiento de Barcelona que "ha trabajado con 300 gobiernos" para diseñar "normas progresistas" en todo el mundo.

"Esperamos reunirnos con el Ayuntamiento lo antes posible para discutir cómo hacer frente a los malos actores y a la vez proteger a las familias locales que comparten su hogar. Del mismo modo, esperamos que el consistorio esté de acuerdo en abrir esta reunión a las familias que comparten su hogar", ha indicado la enseña.

En este sentido, la empresa que dirige Arnaldo Muñoz en España y Portugal ha subrayado que ha eliminado "1.000 anuncios" en Ciutat Vella en el marco de su política de Un anfitrión, un hogar. La cifra, agrega Airbnb, dobla al número de apartamentos vacacionales irregulares precintados por el Ayuntamiento.

Pulso

Las dos misivas del miércoles son el último capítulo en el pulso que mantienen el Ayuntamiento de Barcelona con la plataforma intermediaria.

Cabe recordar que Airbnb ha sido criticada por la falta de controles contra las prácticas de realquiler que llevarían a cabo algunos de sus usuarios.

La oposición municipal de Barcelona, no obstante, ha criticado que BComú oculte con este conflicto otros problemas más acuciantes en la ciudad, como las huelgas en el Metro de Barcelona y el repunte del precio de los alquileres en la ciudad.

Destacadas en Business