Menú Buscar
Una mujer ante los anuncios de una agencia inmobiliaria

Batalla de agencias inmobiliarias por los pisos vacíos en Barcelona

El buen momento del sector en la ciudad se traduce en campañas de captación de los clientes que quieren vender o alquilar agresivas

5 min

Del buzoneo tradicional a llamadas de teléfono aleatorias para intentar pescar a algún propietario con ganas de comercializar su piso, ya sea por la vía de la venta o del alquiler. El buen momento del inmobiliario en Barcelona ha propiciado una batalla entre agencias de intermediación que en los últimos meses se ha vuelto más agresiva.

Desde las organizaciones sectoriales advierten que por las características de la capital catalana, el número de activos que se comercializan son limitados. Assen Makedonov, presidente mundial de FIABCI, recuerda que en los últimos cuatro años “el sector se ha recuperado, especialmente en el sur de Europa y en mercados como el español, el portugués o el búlgaro”.

Dos clientes miran viviendas en una inmobiliaria / EFE

Dos clientes miran viviendas en una inmobiliaria / EFE

Facilidades en la comercialización

Señala que Barcelona es una ciudad “con propiedades estables, especialmente en buenas localizaciones”, hecho que atrae a los compradores potenciales. Sus previsiones no pasan por un escenario de precios disparados a corto y medio plazo. “No crecerán muy rápido”, asegura. Todo ello, en un momento en el que el crédito inmobiliario se ha disparado de nuevo y que algunas entidades han recuperado las hipotecas al 100%.

Características todas ellas que aún despiertan aún más el interés de compradores potenciales, ya sean de un perfil inversor o de particulares. Los intermediarios consultados, que piden el anonimato, reconocen que se trabaja menos en la parte de la comercialización porque el principal reto actual es encontrar pisos vacíos.

Búsqueda de vendedores

Grupos como Tecnocasa se han lanzado incluso a las encuestas telefónicas para poder convencer a los propietarios de inmuebles que aprovechen el buen momento. Aunque sus portavoces niegan que se trate de una política empresarial, apuntan a que se trata acciones de ciertos franquiciados.

¿Esta acción agresiva tiene sus frutos? Los intermediarios consultados aseguran que sí. Igual que el rastreo de portales de anuncios para localizar anuncios de privados.

Recomendaciones

Oriol Canal, director general de Engel & Völkers Barcelona, recomienda a estos propietarios que “eviten escuchar cantos de sirena sobre precios excesivos que no están justificados”. Explica que no se deben dejar engañar por las promesas que puedan hacer todo tipo de agentes y les invita a que “investiguen para ver los precios que se pagan” por el metro cuadrado en la zona en la que se encuentra el inmueble que se quiere comercializar. Un cálculo que se deberá afinar con el estado en que se encuentre el piso.

Promoción inmobiliaria afectada por la crisis del ladrillo / EFE

Promoción inmobiliaria afectada por la crisis del ladrillo / EFE

Además, señala que pedir por escrito la valoración que se le ha hecho de forma verbal es otra de las fórmulas más habituales para tantear la seriedad de una propuesta. Recuerda que los precios que habitualmente se publicitan en los portales no son los finales de las transacciones, por lo que se debe aplicar una rebaja que sólo conoce de verdad los que han participado en la operación.

Indica que en Engel & Völkers estas prácticas ya son habituales en todas las intermediaciones que realizan. “Lo mejor para los propietarios es que elijan la agencia que consideran que es la mejor y que le den la exclusiva”, sentencia.

Mayor proliferación

A corto plazo, ninguna de las fuentes consultadas considera que la situación vaya a cambiar. Incluso algunas voces apuestan porque la pugna se recrudecerá.

Para luchar contra estas prácticas, la propuesta de Canal pasa por profesionalizar la actividad de intermediación. Apunta a que desde que se desreguló el sector en 2002 la entrada de operadores freelance fue constante. El fin de la burbuja inmobiliaria y las dos crisis económicas posteriores, momento en el que la compañía que representa empezó a operar en España, esta especie de intrusismo se limitó. Pero ahora se han vuelto a abrir de forma masiva franquicias y los encargados de ventas han incrementado de forma exponencial. El mercado inmobiliario se ha recuperado.