Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona muestra un código QR con el que acceder a la declaración de la Renta 2020 dentro de una oficina de la Agencia Tributaria / EUROPA PRESS

El 70% de las declaraciones de afectados por ERTE en Cataluña se han presentado incorrectamente

Gestores administrativos piden que no se sancione a estos contribuyentes y lamentan la falta de datos actualizados por parte del SEPE y las dificultades del proceso

3 min

El 70% de las declaraciones de la renta de afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en Cataluña se han presentado de forma "incorrecta", según los gestores administrativos.

En un comunicado este jueves, el Col·legi de Gestors Administratius de Catalunya ha advertido de que esta situación supondrá que una "gran mayoría" de estos contribuyentes deberá regularizar su declaración en los próximos meses.

Falta de datos actualizados

El colegio ha atribuido esta situación a la falta de datos actualizados por parte del SEPE y a la "dificultad" para entender la forma de calcular la devolución.

"Hemos podido constatar que el último día de campaña aún había un número importante de contribuyentes que no contaban con sus datos fiscales actualizados en referencia a los importes abonados por el SEPE durante el ERTE, así que han tenido que confirmar su declaración sin ninguna seguridad", ha explicado la entidad.

Dificultades

Además, el colegio considera que la Agencia Tributaria "no lo ha puesto nada fácil", de manera que incluso para ellos ha sido complicado.

Sobre el Ingreso Mínimo Vital, han advertido de que no todos los beneficiarios del mismo han recibido la carta donde se les avisaba de la obligación de hacer la declaración, por lo que esto puede provocar casos de personas vulnerables que no puedan cumplir con este requisito, necesario para recibir la ayuda.

Regularización

Los gestores administrativos lamentan que la Administración no haya destinado más recursos para apoyar a los contribuyentes en una campaña que han calificado de "complicada".

Por esto, piden a la administración que no se sancione a aquellos contribuyentes afectados por un ERTE o beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital si tienen que hacer una regularización en los próximos meses.

"No ha habido mala fe"

"Entendemos que no ha habido mala fe por su parte, sino una notable desinformación y una falta de comunicación entre Administraciones que les ha impedido realizar su declaración con seguridad", han señalado.

Aseguran que no existen sanciones establecidas para este caso concreto, pero han señalado que las sanciones tributarias más habituales pueden oscilar entre los 150 y 300 euros por persona, y han recomendado que estos contribuyentes revisen de nuevo sus datos fiscales, aunque ya hayan hecho la devolución y no reciban ningún requerimiento.

También han pedido a Hacienda que no regularice las declaraciones erróneas hasta no estar seguros de que el SEPE ha trasladado toda la información correcta o bien que ésta se puede conseguir de forma rápida.