El ICS asume el 100% de la atención domiciliaria

El consejero de Salud, Toni Comín, anuncia que no renueva el contrato con Sardomus

4 min
El consejero de Salud, Toni Comín (i), junto a David Elvira, director del CatSalut, el lunes en Barcelona / CG
07.11.2016 11:46 h.

La Consejería catalana de Salud, que comanda Toni Comín, ha arrebatado a los dueños de la farmacéutica Almirall el contrato de visitas de pacientes a domicilio. El departamento ha anunciado el lunes la internalización del servicio de atención continuada en Barcelona. El contrato, de 2,4 millones de euros, lo controlaba hasta ahora Sardomus, participada por los hermanos propietarios del gigante farmacéutico.

"Se trata de un paso más en el refuerzo del carácter público de la sanidad en Cataluña, igual que se han dado en otros campos como la atención hospitalaria", ha indicado Comín.

En síntesis, Salud no renovará el contrato que hasta ahora tenía Sardomus para atender a una media de 50 personas en la Ciudad Condal, el barrio de La Mina de Sant Adrià de Besós y el municipio de Montcada i Reixac las noches y fines de semana. El servicio recala en la red del Instituto Catalán de Salud (ICS), 100% público, junto con 148 trabajadores.

"Era una anomalía"

El conseller republicano ha subrayado que la adjudicación "era una anomalía" en la sanidad catalana, pues en el resto de la región las visitas domiciliarias las realiza el propio ICS. "Se adjudicó en 1994 a Emergencias, que, a su vez, licitaba el servicio. Hemos estudiado las razones y hemos constatado que no hay motivos que justifiquen la externalización", ha agregado Comín.

Por su parte, la comisionada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, ha insistido en que "220 millones de euros públicos recalan en empresas privadas sanitarias cada año". La corporación, junto con la Consejería, estaría trabajando para que la suma se gaste dentro del circuito público.

No será más caro

El consejero de Salud ha manifestado que el servicio tendrá el mismo precio operado dentro de la red pública. Es más, Comín ha añadido que aumentará la calidad. "Los datos de las visitas a domicilios pasarán al sistema informático de los médicos de atención primaria, por lo que aumentará la calidad asistencial", ha dicho.

Cabe recordar que la atención continuada es una estructura para visitar en sus propios domicilios a pacientes de avanzada edad, con múltiples patologías o problemas de movilidad. El servicio lo realizan médicos, enfermeras y personal especializado.

Gigante sociosanitario

Sardomus es una filial del gigante de la atención social y sanitaria Sarquavitae. La firma está controlada por el fondo de inversión Palamon (48% del capital) y los hermanos Jorge y Antonio Gallardo (18%), dueños también de la farmacéutica Almirall.

Los accionistas de referencia abrieron la venta de sus participaciones en la compañía antes del verano, según avanzó El Economista.

Comentar
Antoni Ferret 07/11/2016 - 16:36h
Molt i molt bé, company Comín. Sembla que sigui l'únic conseller del Govern que treballi. La sanitat pública ha de ser tota pública.
¿Quiere hacer un comentario?