Podemos toma el control del cinturón rojo de Barcelona

La formación, que cuenta con 50.000 inscritos en Cataluña, prepara la gran confluencia de izquierdas con la vista puesta en el votante insatisfecho de PSC, CUP y Ciudadanos

4 min
Oriol Junqueras (d), junto al líder de Podemos Catalunya, Albano Dante Fachín (c), y la dirigente de la CUP, Anna Gabriel (i) en el acto de Sant Boi previo a la Diada / EFE
María Jesús Cañizares @MJesusCanizares
18.10.2016 00:00 h.

Podemos ha hecho inventario de sus activos en Cataluña. Y el resultado es, a juicio de sus responsables, “sorprendentemente positivo”. Atrás queda la crisis que, hace meses, provocó la dimisión de una parte de su ejecutiva y los roces con los compañeros de coalición en CSQP --ICV y los comunes de Ada Colau--. Cerca de 50.000 catalanes se han inscrito en esta formación anticapitalista --en toda España son unos 400.000-- que aspira a crecer a costa del PSC, Ciudadanos y la CUP, especialmente en el área metropolitana de Barcelona, concretamente en el cinturón rojo otrora feudo comunista y socialista. Y con permiso de Ada Colau, de quien reconocen su potencia electoral.

Oficialmente, Podemos carecía de una estructura de partido hasta el pasado mes de julio, cuando se celebraron primarias en las que resultó ganador el diputado Albano Dante Fachín. A partir de ese momento, la formación morada puso en marcha la campaña Activa tu círculo para mesurar su presencia territorial. Podemos tiene ahora mismo 118 círculos (agrupaciones) en toda Cataluña que han solicitado ser dadas de alta tras acreditar que realizan debates, actividades o reuniones de forma periódica. De este total, la mitad ya han sido reconocidas formalmente como agrupaciones y se espera que, a finales de octubre, se alcance el 70%. Un total de 87 círculos tienen sede en la provincia de Barcelona, especialmente en el área metropolitana, y el resto se reparten entre Tarragona (14), Girona (5) y Lleida (1).

Comunidad de inscritos

Para los podemitas es difícil equiparar estas cifras con otras comunidades, porque solo en Cataluña y Galicia se presentan a las elecciones en coalición con otros partidos de la izquierda. En Podemos no existe la figura del militante que paga cuota mensual. Quienes se interesan por el partido se apuntan en la web y pasan a integrar la "comunidad de inscritos". De los 50.000 existentes en Cataluña, la mitad están considerados como miembros activos.

En las dos elecciones generales celebradas, En Comú Podem --de la que forma parte Podemos, los comunes e ICV-- ha ganado en Cataluña. Esta victoria ha dado lugar a múltiples análisis, entre los cuales destaca la fatiga del independentismo y la posibilidad de que, en las próximas elecciones catalanes --previsiblemente se celebraran dentro de un año-- esa amalgama de siglas se convierta en alternativa de gobierno tras unificar su militancia. Algo que, según los responsables de Podemos, se producirá en seis o siete meses.

De hecho, los dos últimos sondeos del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat consolidan a CSQP –la marca de esa coalición en los comicios autonómicos-- como segunda fuerza. Podemos se prepara para ello, consciente de que el cinturón rojo ya es morado, que la CUP y Ciudadanos están sobredimensionados en la conurbación barcelonesa y que el PSC no pasa por su mejor momento.

De confirmarse esas buenas perspectivas electorales, CSQP en general y Podemos en particular tendrían mucho que decir respecto a un hipotético tripartito con ERC --separada ya de CDC-- y PSC.

Comentar
Antoni Ferret 18/10/2016 - 12:26h
Lo que, molt temps enrere, va ser la política social impulsada preferentment pel PSUC i secundàriament pel PSC, ara (ara mateix) és representada pels anomenats "comuns" (amb Podemos) i per la CUP.
¿Quiere hacer un comentario?