Menú Buscar
Vista de la Ronda Litoral de Barcelona con los carteles informativos de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona / EFE

La Zona de Bajas Emisiones mantiene el volumen del tráfico tras la vuelta a la normalidad

El concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, pide no extraer conclusiones "prematuras" e insta a esperar un mes para tener "datos más certeros"

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha asegurado que la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), en vigor desde el 1 de enero, no ha supuesto una alteración del volumen de tráfico, mientras señala que “es prematuro” extraer conclusiones por el periodo vacacional de Navidad. El consistorio estima que el volumen de vehículos se ha reducido un 2% durante el primer día laborable y el regreso de la actividad escolar.

“Todavía no tenemos claro dónde estamos”, ha explicado el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia. Este ha reconocido que los datos han tenido mucha fluctuación desde la entrada en vigor de la ZBE, aunque ha asegurado que no son comparables por la singularidad del periodo. “Hasta dentro de un mes no habrá datos más certeros”, ha sentenciado.

Bajada del tráfico

Con todo, Badia ha detallado que durante este miércoles se ha reflejado una bajada del tráfico rodado del 2,4% en el interior de Barcelona en comparación con la mediana de un día laboral del pasado noviembre, mientras que los accesos a la ciudad han registrado una caída del 0,8% y en las rondas del 1,8% entre las 7:00 y las 10:00 de la mañana.

Por otra parte, el consistorio ha anunciado a través de la concejal de Salud, Gemma Tarafa, la creación de un comité de expertos para analizar el impacto de la medida y la “si la efectividad es real”. Entre el cometido del órgano de nuevo cuño se halla la medición de la mejora de la calidad del aire y la comprobación de cómo repercute en la salubridad. Esta ha detallado que será a finales de enero cuando se realice "una estimación de las mejoras en salud".

Sin alteraciones en el transporte público

Durante la presentación de los datos, Badia ha reconocido que por el momento no ha habido una disminuación del tráfico con respecto a un día laboral, aunque ha asegurado que el objetivo no es tanto ese como que "50.000 vehículos contaminantes dejarán de circular". Asimismo, ha afirmado que que "el transporte público está teniendo las mismas cifras, sin variabilidad".

Badia ya reconoció tras la puesta en marcha de la ZBE que se habían registrado "problemas" para la movilidad desde y hacia Barcelona. El regidor aseguró que "se debe mejorar el transporte interurbano", tal como ya alertó el RACC antes de que se pusiera en marcha la ZBE.