'Conozca su caca' y la dieta de las estrellas

Un doctor alemán en medicina firma el manual de autoayuda definitivo. Prescribe el análisis pormenorizado de las propias heces, beber agua sin gas y la tortilla de patatas sin cebolla

04.03.2018 10:34 h.
4 min

Ayunar es tendencia. Comienza la operación bikini, expresión cuaresmal de la fuerza de voluntad. El pan está prohibido. También el alcohol y de paso, el tabaco. La dieta que lo peta incluye ráfagas de abstinencia a fin y efecto de renovar la flora, facilitar el tránsito y mejorar la regularidad. Los gurús del comer poco y correr mucho han roto el velo y ya no se andan con rodeos. La revista Telva anuncia el régimen definitivo, el secreto de las estrellas para mantener la línea e instruye a la humanidad sobre las virtudes de las privaciones autoinfligidas a través de la promoción de la última biblia de la continencia, obra del célebre doctor alemán en medicina Adrian Schulte. Julia Roberts, Will Smith y Kiko Rivera ya siguen sus dictados. Harvey Weinstein no y así le va.

"Alles Scheiße!? Wenn der Darm zum Problem wird: Die Ursachen verstehen und richtig reagieren" es el título original del volumen. El traductor de Google arroja el siguiente resultado: "Toda mierda!? Cuando el intestino se convierte en un problema: comprender las causas y reaccionar adecuadamente". Publicado en España por la editorial Urano, así viene intitulado el manual de autoayuda: "Conozca su caca y lo que dice de su salud". Directo y al grano, no en vano va de la apariencia, consistencia, color y hedor de las heces, que según la reseña publicada en el Lecturas deben ser "de color marrón, forma tubular y apenas oler". Todo lo que se salga del canon indica alguna clase de desajuste en el tracto.

Schulte prescribe el inveterado hábito de analizar sin reparos los excrementos recién depuestos, ejercicio sensorial imprescindible para tomar conciencia universal de la intimidad personal. Incluye su libro un plan de diez días para restaurar la salud de los intestinos delgado y grueso, el "segundo cerebro". La idea es alternar fases de ayuno de sólidos con la ingesta puntual de vegetales hervidos a excepción de aquellos connotados por sus consecuencias flatulentas, tales como puerros, cebollas, coliflores y las legumbres en todas sus versiones. Resultados garantizados, promete herr doktor

Se acabaron las dietas de proteínas, las aguas de limón y los zumos de perejil, el salmón al punto rosa, y los aguacates con pepitas de granada en ensalada de hinojo y berros. Adiós a los espárragos y las espinacas. Hola apios y zanahorias. Se trata de comer lo exacto para formar el mojón perfecto, esférico, esponjoso, suave e inodoro, señal inequívoca de unas entrañas felices y sanas. Las Campos y las Kardashian meditan subir a sus perfiles de Instagram selfies de sus popós tras abrazar las consignas dietéticas del gurú Schulte, que ha mejorado todos los estudios precedentes sobre las propiedades de la alcachofa y los efectos del régimen del cucurucho, el del pollo con fatatas.

¿Quiere hacer un comentario?