Menú Buscar
Hombre contando dinero en efectivo

Vender herencias familiares: la forma más sencilla de evitar conflictos

En ocasiones la mejor solución para evitar desavenencias tras una herencia es la venta de las propiedades

7 min

El fallecimiento de un familiar es un duro y triste golpe que todo el mundo debemos de afrontar en algún momento de nuestra vida. Esta pérdida es una de las situaciones más difíciles que vamos a experimentar, sin embargo, todo se puede agravar debido a los conflictos con referencia a la herencia del difunto, ya que muchos miembros pueden estar deseando sacar tajada de esta circunstancia, haciendo que un entierro y los meses posteriores se conviertan en una batalla campal para ver quién de ellos recibe más dinero o más propiedades.

Cuando el difunto no ha dejado un testamento en regla o incluso cuando habiéndolo dejado no hay consenso sobre la parte que le toca a cada uno comienza una serie de trámites sobre la sucesión de estas pertenencias que puede prolongarse en el tiempo y que, si no quieres entrar dentro del juego y evitar los conflictos familiares, puedes solucionar por la vía rápida, que es vendiendo tu parte de la herencia y aquí te explicaremos cómo.

¿Cómo vender una herencia familiar?

Lo primero que hay que saber para llegar a vender tu parte del legado es que estamos hablando de un proceso en el que ya has aceptado la herencia que te corresponde. En la actualidad, el primer paso que puedes dar a la hora de dejar los conflictos de lado es no aceptarla, renunciar a lo que te ha dejado el fallecido. Este acto es voluntario y por lo tanto cualquiera puede libremente dejar de lado su parte, y de esta manera evitar problemas, sobre todo si sabes que algunos miembros de tu familia ya estaban esperando el momento en el que se abriese el testamento para saber que les tocaba.

Es importante que sepas que cuando rechazas el testamento ya no habrá vuelta atrás, es decir, una vez que has dicho que no, y estampado tu firma, no podrás al día siguiente decir que sí, que te interesa disfrutar de tu parte. Ten muy en cuenta este detalle.

Ahora bien, has aceptado la herencia y quieres participar en su repartición, sin embargo, estás comprobando que la cosa se está poniendo peliaguda, sobre todo si en medio hay una propiedad, un inmueble o un local y hay diferencia de opiniones, por un lado están aquellos que quieren venderla rápidamente porque quieren el dinero, otros quieren quedársela pero no están conformes con pagarle la parte proporcional a sus hermanos o están también los herederos que a pesar de querer vender, al contar con una carga emocional muy grande, no desean deshacerse de la casa a un precio bajo, por lo que todos empiezan a sacar trapos sucios de sus vidas y nadie llega a un acuerdo. ¿Qué hacer en estos casos?

Vender tu parte de la herencia familiar

En el caso de que quieras obtener beneficios, pero sin entrar en conflictos con tus parientes, debes saber que hay una manera perfecta para hacerlo y para poder explicártelo hemos hablado con los especialistas de PisoAlContado. Aquí tendrás toda la información necesaria sobre la venta de tu parte de la vivienda heredada.

Bien, lo que tienes que saber es que en el caso de no haber un acuerdo firme entre todas las partes respecto a la venta de la vivienda no se puede vender en su totalidad. Para que tengáis un ejemplo claro: Si sois cuatro hermanos, tres de ellos quieren vender el inmueble, mientras que otro se niega en rotundo a que esto sea factible, la casa no se puede poner a la venta en su totalidad.

Por mucho que se intente, se requerirá la firma de todos y cada uno de los propietarios de la casa y si el fallecido ha realizado una partición en dos o incluso en más partes. Todos y cada uno deberán de ponerse de acuerdo, esto es fuente de los principales problemas en las familias, derivando en y peleas cuando cada uno quiere hacer una acción diferente.

Vender tu parte

Como hemos dicho en el anterior párrafo, una vivienda no se puede vender en su totalidad si no hay un consenso entre todos los propietarios, sin embargo, la parte que te corresponde de la herencia, esa sí puede ser vendida y por lo tanto, podrías quitarte de cualquier problema, teniendo además, el beneficio de que recibirás el dinero prácticamente al momento, despreocupándote de cualquier problema que pueda surgir con la vivienda y por supuesto, con tus parientes, ya que de esta manera te quitarías el peso de encima al momento.

Una vez que te has puesto en contacto con la empresa de compra y venta de bienes inmuebles, hay que estudiar el caso, ya que en cada Comunidad Autónoma es diferente. Hay cambios según los criterios de las CCAA para este tipo de movimientos o transacciones. Una vez que se ha estudiado el caso, el trámite se realiza en muy poco tiempo, y podrás disfrutar de tu dinero sin problemas de peleas entre hermanos, quitándote del medio de todo el embrollo que, en algunas circunstancias, puede llegar incluso a los tribunales.

Para realizar este trámite de la forma más sencilla posible necesitas el Certificado de Defunción, el certificado de últimas voluntades y una copia del testamento. Una vez que tengas estos documentos, esenciales para realizar esta venta, podrás solicitar a la empresa de compra y venta que tasen el piso heredado para obtener el dinero.

Si no tienes los documentos necesarios, no tienes de qué preocuparte, puesto que todos los certificados y documentos pueden ser solicitados en el Registro Civil de la ciudad en la que vivía el fallecido. Se ha de presentar el DNI para demostrar que eres uno de los herederos de dicha persona y tener acceso a ellos sin problema.

--

Contenido patrocinado