Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigadores del Hospital Vall d’Hebron que forman parte del proyecto / VALL D'HEBRON

Vall d’Hebron prueba la eficacia de un fármaco contra un cáncer infantil agresivo

Investigadores del hospital analizan el efecto inhibidor de este medicamento, que permite administraciones más seguidas aunque con dosis más bajas, de modo que mejora su tolerabilidad

3 min

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha demostrado en modelos animales la eficacia de un fármaco contra el neuroblastoma, un tipo de tumor infantil muy agresivo que representa alrededor del 10% de todos los cánceres infantiles y el 15% de todas las muertes por esta enfermedad en los niños.

Miembros del grupo de Investigación Translacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, en colaboración con el grupo de Investigación Biomédica en Urología, han analizado el efecto terapéutico de este nuevo medicamento, llamado 4SC-205, que tiene un efecto inhibidor de la proteína KIF11, que actúa como regulador de la división de las células y se encuentra alterado frecuentemente en tumores.

Mejora su tolerabilidad

A diferencia de otros inhibidores de esta proteína, el fármaco se puede administrar de forma oral. Esto permite administraciones más seguidas pero con dosis más bajas, de modo que mejora su tolerabilidad y mantiene su efecto antitumoral.

Los resultados del estudio se han publicado recientemente en la revista científica Clinical and Translational Medicine, los cuales muestran el análisis del efecto del 4SC-205 en combinación con otros fármacos que se utilizan frente al neuroblastoma.

Diseñarán un ensayo clínico

Los resultados de este estudio, probados en modelos de ratones generados a partir de tumores de pacientes del Hospital Vall d’Hebron, permitirán a los investigadores diseñar un ensayo clínico combinando este fármaco con otros medicamentos. El tratamiento fue muy efectivo y redujo el crecimiento de los tumores en más de un 90%.

“El efecto del fármaco en nuestros modelos de neuroblastoma en ratón es muy contundente”, afirma el doctor Marc Masanas, primer autor del estudio. Este ha sido financiado por el programa LAB AECC, unas ayudas que ofrece la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) destinadas a grupos emergentes para que consoliden sus líneas de investigación.