Menú Buscar
Imagen de los momentos de tensión en el barrio de Trinitat Vella de Barcelona / TWITTER

Incidentes en Trinitat Vella por una casa okupa

"Grupos antagónicos", cara a cara en el barrio barcelonés a cuenta de una chalé tomado en el que viven jóvenes inmigrantes

4 min

Intervención de los Mossos d'Esquadra en el barrio barcelonés de Trinitat Vella para separar a "grupos antagónicos" que se han encarado a cuenta de una polémica casa okupa situada en el barrio en la que viven jóvenes inmigrantes. La policía catalana ha desplegado sus unidades de orden público en la zona para evitar males mayores después de que unos exigieran el desalojo del chalé tomado y los otros defendieran a sus habitantes.

Según ha informado un portavoz de la policía autonómica, Mossos d'Esquadra se ha desplegado en la zona la tarde del domingo ante un "incidente entre grupos antagónicos" en la plaza de La Trinitat. En este punto se sitúa un chalé abandonado que, en las últimas semanas, habría cogido como vivienda un grupo de jóvenes magrebíes. Según Mossos, la tarde del domingo ha tenido lugar una concentración no autorizada que se ha encontrado con una convocatoria de signo opuesto. Se ha producido "algún lanzamiento de objetos e identificaciones", aunque no detenciones. Poco antes de las ocho ha vuelto la normalidad al lugar.

Segunda tarde de tensión

El encontronazo del domingo en el barrio barcelonés es el segundo que se produce en apenas 48 horas. El viernes, algunos vecinos del lugar ya se enfrentaron a los habitantes de la casa, acusándoles de varios sucesos, como robos o agresiones, ocurridos en esta franja limítrofe de Barcelona en las últimas semanas.

El episodio no escaló gracias a la intervención de la policía autonómica, quien hizo labores de "mediación". Tras separar a los dos grupos, Mossos d'Esquadra, que desplegó a Unidades de Seguridad Ciudadana (USC) y a la Arro, los antidisturbios ligeros, se retiró del lugar, pues el procedimiento por la toma de la vivienda sigue su curso judicial.

Acusaciones de "racismo"

Hoy domingo, la tensión ha subido un peldaño más. No se han registrado enfrentamientos, pero sí mucha tensión, lanzamientos de objetos a la línea policial y desplazamiento de contenedores de basura entre los dos grupos. Precisamente, la parte antifascista ha acusado de "racismo" a los participantes en la concentración no autorizada contra la okupación. Han pedido también la intervención del Ayuntamiento de Barcelona.

Los incidentes de Trinitat Vella se producen cuando Barcelona se encuentra aún en fase 0 avanzada de reclusión por el estado de alarma, por lo que las concentraciones en la calle están fuertemente restingidas. La Ciudad Condal y su conurbación pasarán mañana lunes a la fase 1, que permite más movimientos.