Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los termómetros que circulan por las redes sociales en una campaña de los docentes contra Cambray / TWITTER

Termómetros en clase virales: la campaña de los docentes contra Cambray

Los profesores exigen al 'conseller' de Educación que actúe contra las altas temperaturas en las aulas, que alcanzan los 32 grados: "Estamos en condiciones infrahumanas"

4 min

Último pulso de los docentes contra el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, antes de finalizar el curso. Los profesores de los colegios catalanes han iniciado una campaña este jueves para mostrar las “condiciones infrahumanas” que soportan los alumnos con temperaturas de más de 30 grados en las aulas.  

Las imágenes de los termómetros han inundado las redes sociales para exigir al titular de Educación que "actúe" y destine recursos para mitigar la ola de calor. El desmayo de dos alumnas en Manresa ha aumentado la presión para que se paren las clases debido al calor. “Con la salud no se juega”, dicen desde los sindicatos. Para evitar riesgos con las altas temperaturas proponen finalizar las clases al mediodía

Uno de los termómetros en las aulas / TWITTER
Uno de los termómetros en las aulas / TWITTER

Riesgo laboral

Uno de los colegios que ha denunciado la situación a través de Twitter es la escuela Lavinia (Barcelona), donde se encuentran a 31.3 grados. “Las escuelas y los institutos son los únicos edificios públicos sin climatización. Se necesita una solución”, exige una docente. También en el instituto Mallafré i Ros, cuya temperatura también supera los 30 grados. 

Desde las asociaciones de familias (Afa) reclaman al Govern que actúe, o bien a través ventilación o modificando los horarios académicos. “Trabajar en una oficina a más de 30 grados se considera riesgo laboral. ¿Por qué nuestros niños tienen que soportarlo?”. Y es que, según la normativa, los espacios interiores no pueden superar los 27 grados. Desde los sindicatos advierten de que “harán responsables al Departamento de Educación de todos los golpes de calor que sufran las víctimas de este abuso”.

Uno de los mensajes de una Afa en las redes sociales / TWITTER
Uno de los mensajes de una Afa en las redes sociales / TWITTER

Una situación "insufrible"

A las altas temperaturas se le suma la concentración de alumnos debido a las ratios elevadas. “Entre 25 y 30 alumnos, a más de 30 grados, es insufrible”, explica una profesora en declaraciones a Crónica Global. La mayoría de centros públicos de Cataluña no solo no tienen sistemas de ventilación, sino que desde la Consejería de Educación tampoco les dan “las herramientas y los recursos” para soportar esta situación, denuncian. Por ello, la parte social reclama que se establezcan zonas de sombra que sirvan de refugio climático y, además, que se haga un estudio “sobre cómo mejorar de manera sostenible la eficiencia energética”. “Esto sí que debe ser una prioridad y no las últimas políticas que está lanzando Cambray”, señalan en una clara referencia al conflicto laboral que sigue abierto.

La situación que soportan los centros en esta ola de calor da la razón a los profesores que se manifestaban contra el avance del calendario escolar. De nuevo, la vuelta al cole el 5 y 7 de septiembre coincidirá con un momento de termómetros en máximos. “Si lo que el conseller quiere es reducir los días de vacaciones, tendrá que acondicionar los centros de manera que no se ponga en riesgo la salud de las personas”. Y es que, trabajar en esas condiciones, tampoco favorece al rendimiento de los estudiantes.