Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Línea L9 del Metro de Barcelona / EP

La Sindicatura de Cuentas destapa un sobrecoste de 5.000 millones en la L9

El organismo detecta "fraccionamiento indebido de los contratos" y critica la pericia técnica de los informes

3 min

La Sindicatura de Cuentas ha destapado un sobrecoste de 4.949 millones de euros en la construcción de la L9 del Metro de Barcelona. Así se extrae del informe 24/2020 de la institución que constata un aumento injustificado del coste de las obras al cierre del ejercicio de 2016.

El organismo determina que el presupuesto total de la infraestructura ascendía a 6.916 millones, esto es, un 251,5% más respecto a la previsión inicial. Este montante incluía los costes de la inversión (4.796 millones) y los gastos financieros (2.120). Por otro lado, en 2016 el plazo de ejecución de las obras ya se había excedido en diez años y seguían sin terminar.

Informes técnicos deficientes

Durante el periodo analizado, se licitaron 1.093 contratos para la construcción de la L9 por 13.102 millones de euros, de los cuales 2.917 correspondían a adjudicaciones de obra presupuestaria y sus modificaciones. Otros 9.837 millones estaban destinados a los contratos de concesión de las estaciones.

La Sindicatura ha detectado que en el informe de valoración de la oferta técnica de tres de los siete expedientes adjudicados durante el periodo 2009-2010 por Gisa e Ifercat no constaba ninguna justificación de las puntuaciones otorgadas a cada uno de los adjudicatarios. Ha constatado que en el periodo 2011-2015 se incluyó la justificación en todos los expedientes, pero se hacía de una forma genérica que la Sindicatura considera "insuficiente".

Fraccionamiento "indebido"

El órgano fiscalizador también apunta que la tramitación de las veinte modificaciones de la muestra aprobadas en 2006-2016 no cumple alguno de los requisitos de la normativa porque la posibilidad de modificar el contrato no estaba prevista de forma clara o porque se alteraron condiciones esenciales. En otros casos, no se acreditaron suficientemente las razones de interés público y las causas imprevistas que justificaban los cambios.

Así, en diez expedientes se han hallado incidencias relacionadas con los objetivos de los contratos, los importes, las fechas o la tipología que suponen un incumplimiento del artículo 74.2 de la LCSP. En consecuencia, se considera que hubo "un fraccionamiento indebido de los contratos". En total, en 20 de los 28 expedientes de la muestra de obra presupuestaria se han certificado unidades de obra (58,73 millones de euros) y sobrecostes acordados con los contratistas (49,33 millones) no previstos en el proyecto aprobado.