Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un profesional sanitario prepara una dosis de la vacuna contra el Covid-19 / EUROPA PRESS

El sindicato de enfermería recurre que “personal no cualificado” vacune contra el Covid en Cataluña

Satse asegura que la orden que permite inocular las inyecciones a auxiliares de enfermería supondría “un grave e irreparable daño a la salud pública”

3 min

El sindicato de enfermería Satse ha presentado un recurso contra la autorización del Departamento de Salud para para que los auxiliares de enfermería puedan administrar vacunas contra el Covid-19. La organización pide que se declare “nula de pleno derecho” y se suspenda “inmediatamente” la instrucción.

Los enfermeros aseguran que el único objetivo de esta instrucción de Salud es “ayudar a los proveedores de servicios sanitarios a abaratar costes recortando calidad asistencial”. En este sentido, el sindicato cree que la posible puesta en práctica de la nueva norma para auxiliares de enfermería supondría “un grave e irreparable daño a la salud pública”.

¿Tiene potestad la Generalitat?

Satse considera que la Generalitat no tiene la potestad para ampliar las competencias y habilitar legalmente a un personal con una titulación que “no ampara que realicen actividad asistencial profesional de las enfermeras”. El sindicato considera que la orden se ha emitido “sabiendo que contravenía el ordenamiento jurídico, por lo que se podría estar incurriendo en un presunto delito de prevaricación por parte de la administración”.

La organización de enfermeras y enfermeros de Cataluña pide la suspensión inmediata de los efectos de la instrucción. No obstante, a pesar que Salud ha dicho públicamente que no tiene intención de aplicar la medida de inmediato, aseguran que “mientras la instrucción continúe vigente existe la posibilidad de que se pida a personal no cualificado que realice una actividad asistencial, y a cometer un delito de intrusismo profesional”.

Responsabilidades y voluntarios

Los enfermeros y enfermeras recuerdan que tanto el profesional que realiza la actividad asistencial sin estar cualificado, como el que la supervisa, tienen responsabilidad civil y penal sobre las posibles consecuencias de un presunto delito de intrusismo. Satse considera esta medida “una temeridad y completamente innecesaria”.

El sindicato recuerda al Departamento liderado por Josep Maria Argimon que “hay enfermeros y enfermeras habilitados y capacitados para vacunar”. Además, aseguran que “se han presentado voluntarios” para inyectar las dosis contra el Covid-19 en Cataluña pero que “aún no han sido convocados”.