Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Shakira / EFE

Shakira, más cerca del banquillo por defraudar a Hacienda

La cantante declaró que en el periodo investigado residía en Bahamas, mientras que la Audiencia de Barcelona alega que ya estaba instalada en España

5 min

Shakira está un paso más cerca de sentarse en el banquillo de los acusados por defraudar a Hacienda. Así lo ha dictaminado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ha desestimado el recurso interpuesto por la cantante para evitar llegar a juicio por un supuesto fraude fiscal. La artista recurrió contra la decisión del juez de procesarla por evitar el pago de 14,5 millones de euros. La Audiencia de Barcelona confirma ahora la continuación del procedimiento que dictó en julio del año pasado el Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona).

La cantante declaró que en el periodo investigado residía en Bahamas, mientras que el juez alega que era de “conocimiento público” que desde 2011 estaba instalada en España. Concretamente, en Barcelona. En aquella época acababa de comenzar su relación con el futbolista Gerard Piqué y el fisco mantiene que la colombiana se había instalado en el piso del delantero del Barça. Con todo, Shakira no fijó de forma oficial su residencia fiscal en nuestro país hasta 2015.  La ley señala que, si una persona pasa más de la mitad del año en España, se considera que debe tributar a Hacienda por todos sus ingresos y esta será la lucha que se mantenga en los tribunales de primera instancia. 

Conducta "intachable", según la cantante

Shakira Isabel Mebarak Ripoll, su nombre completo, siempre ha defendido que ha cumplido con total plucritud "sus obligaciones tributarias y no debe ninguna cantidad a la Hacienda española”. Al conocer el importe que según la Agencia Tributaria debía abonar, procedió "a pagarlo en su totalidad", lo que demostraría su disposición a solucionar la discrepancia con el fisco. Este paso será positivo si finalmente se abre juicio oral, ya que implicaría una voluntad de alcanzar un pacto. 

Gerard Piqué y Shakira /EP
Gerard Piqué y Shakira /EP

La cantante argumenta que su caso es único porque es una ciudadana extranjera en España cuyos ingresos proceden en su práctica totalidad (96%) de fuera del territorio. Mantiene, asimismo, que siempre ha mantenido una conducta "intachable". Pero la jueza instructora considera que hay indicios suficientes como para acreditar que la cantante tenía su residencia habitual en Cataluña y que se encontró físicamente en España durante 243 días en 2012, 212 en 2013 y 244 en 2014, números muy por encima del mínimo legal para tributar en nuestro país. 

Largas temporadas en otros países

"Hay que tener en cuenta que Shakira tiene una actividad profesional muy intensa y fuera de España y, por tanto, su estructura familiar es muy diferente a los modelos convencionales", explicó en su momento la cantante en un comunicado. Por eso, insiste, hasta 2015 nunca pasó más de 183 días en España, lo cual está comprobado, e incluso pasaba largas temporadas con sus hijos en otros países y singularmente en Estados Unidos, de donde procede la mayor parte de sus compromisos laborales.

Según ella, al no existir ya deuda tributaria pendiente, "el único tema en discusión en este momento es sobre la correcta interpretación de la norma en torno a cuándo se inició la aplicación del criterio de residencia fiscal en España". Sin embargo, el TSJC ha dictado que prosiga la investigación de una causa que tiene interés más allá de nuestras fronteras.