Menú Buscar
El expresidente del Barça Sandro Rosell

Rosell pide su libertad porque la celebración del juicio "puede eternizarse"

La defensa del expresidente del Barça argumenta que los documentos requeridos por el tribunal pueden tardar en llegar

29.06.2018 16:49 h.
3 min

La defensa del expresidente del Barça Sandro Rosell presentará un escrito para reclamar, una vez más, su puesta en libertad, después de que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela lo haya procesado por blanqueo de capitales y organización criminal. Los abogados argumentan ahora que "puede eternizarse" la fecha de celebración del juicio contra él en espera de que llegue información pedida por la jueza a Suiza y Brasil.

El abogado de Sandro Rosell, Andrés Maluena, ha destacado que en la parte dispositiva del auto de paso a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento) dictado por la jueza contra él y otras cinco personas, Lamela establece que se dará traslado del mismo a la Fiscalía para que acuse una vez se haya recibido la documentación relativa a las diligencias pendientes.

Tiempo de espera

Estas diligencias, dice la defensa de Rosell, son las comisiones rogatorias (peticiones de información) enviadas a Brasil en septiembre de 2017 y a Suiza en mayo de este año e interpreta que sin ellas no se abrirá la fase de presentación de escritos de acusación y defensa, previa a la apertura de juicio oral.

Recuerda asimismo que la última comisión rogatoria que se envió a Suiza fue en mayo de 2016 y no se recibió la información hasta el pasado mayo, y en cuanto a Brasil destaca que se desconoce el tiempo que tardará este país en cumplimentar la petición.

Seis procesados

"Mientras se está en este limbo procesal", dice el abogado, Rosell permanece en prisión "sin que puedan conocer cuánto se tardará en desbloquear esta situación, que puede eternizarse". Por ello, anuncia que pedirá su libertad o, si no, espera que se esté a la petición que ya hizo a Instituciones Penitenciarias de que se le traslade a una prisión catalana.

La juez Lamela ha procesado hoy a seis personas, entre ellas Rosell, por blanquear 15 millones de euros de mordidas obtenidas por el expresidente de la CBF Ricardo Teixeira de los derechos de retransmisión de 24 amistosos de la selección brasileña y otros 5 millones de un contrato de patrocinio con la marca Nike. La magistrada calcula que Rosell se quedó además con al menos 6,5 millones de ese dinero.