Menú Buscar
Un policía inspecciona bolsas de cocaína / EFE

Así operaban los repartidores de cocaína a domicilio en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una pareja y un hombre por dedicarse a la venta de droga a través de este método

14.12.2018 11:43 h.
3 min

Los traficantes de droga emplean cada vez métodos más sofisticados para vender la mercancía ilegal. Este es el caso de una pareja y el dueño de una peluquería del barrio de Sants de Barcelona, que repartían cocaína a domicilio a sus clientes tras recibir las comandas a través del móvil.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a los tres implicados. La policía catalana abrió la investigación en agosto de 2018 tras interceptar una venta de droga en el distrito de Les Corts y decomisar a un comprador 1,2 gramos de cocaína que acababa de adquirir. A partir de este caso, tiraron del hilo y descubrieron que detrás de la venta se encontraba un modus operandi coincidente en tres operaciones más.

Venta vía mensaje

En un comunicado, los Mossos han explicado en qué consistía el método. El cliente establecía un primer contacto con el presunto traficante vía mensaje o llamada telefónica, y establecían el punto de entrega donde quería recibir la cocaína. También se preguntaba por la cantidad en unidades y se estipulaba el tiempo que tardaría en traer la mercancía, sin concretar en ningún momento de qué encargo se trataba. Así, el comprador recibía la droga a domicilio, sin necesidad de desplazarse a otro punto de la ciudad. 

Una vez acordados los detalles, el vendedor se acercaba en coche al punto acordado con la cantidad de cocaína reclamada, mientras el cliente esperaba en el portal. Finalmente, la operación de compraventa se realizaba en plena calle.

¿Cómo los descubrieron?

Una de las claves de la operación policial fue el descubrimiento del vehículo que hacía las entregas. Los Mossos d'Esquadra establecieron una vigilancia sobre el mismo y vieron que paraba regularmente en una peluquería de Sants, incluso cuando estaba cerrada. Así lograron localizar al conductor, un vecino del municipio de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

El 7 de diciembre se registró la vivienda de este individuo en Santa Coloma, así como la peluquería de Sants. En el domicilio se encontraron 10.000 euros en billetes fraccionados, más de 200 gramos de cocaína y un pequeño laboratorio. La operación se saldó con la detención de los tres presuntos implicados.Tras pasar a disposición judicial, todos ellos quedaron en libertad con cargos con medidas cautelares.