Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Audiencia de Barcelona, donde el hombre ha aceptado nueve años de prisión / EUROPAPRESS

Acepta nueve años de prisión por descuartizar a un hombre en Barcelona tras discutir por droga

El acusado cogió un objeto cortante y se lo clavó a la víctima en la zona del cuello y la cabeza, y metió el cadáver en bolsas de basura

3 min

El acusado de un homicidio en Barcelona en 2008 ha aceptado este martes una condena de nueve años y diez meses de prisión después de confesar que mató y descuartizó a la víctima tras una discusión por drogas en su piso.

El acusado, John J., ha admitido los hechos por los que se le ha procesado, así como la pena propuesta por la Fiscalía, por lo que el juicio con jurado previsto para este martes en la Audiencia de Barcelona se ha suspendido ante el acuerdo de conformidad alcanzado.

Admite el homicidio

John J., que ya confesó en la fase de instrucción, ha admitido el homicidio, el día 6 de agosto de 2008, cuando la víctima fue a su piso para "culminar la realización de una operación relacionada con drogas", por la que discutieron, según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía.

Cogió un objeto cortante y "se lo clavó reiteradamente a la víctima en la zona del cuello y la cabeza" hasta matarlo, y después, con la ayuda de una persona que la investigación no ha identificado, lo descuartizó y metió el cadáver en bolsas de basura, que a su vez introdujo en bolsas de viaje, y las dejó en un contenedor cercano al piso donde vivía el acusado y donde ocurrió el crimen.

Fuga a Colombia

El juez instructor decretó prisión provisional para el acusado dos meses después de crimen, pero no la cumplió porque se había fugado a Colombia, donde nació: allí, la Embajada española pidió la detención en 2015, donde le detuvieron en 2016, y finalmente fue extraditado en 2018.

El acusado ha aceptado la pena de 9 años y 10 meses por un delito de homicidio, contando como atenuante la confesión de los hechos, y también ha acordado con la acusación indemnizar con 60.000 euros a cada uno de los padres de la víctima, con 20.000 al hermano y con otros 20.000 a su prima con quien tenía trato de hermana.

El acuerdo que han cerrado este martes la defensa y la acusación también prevé que John J. no podrá acercarse ni tener contacto con los familiares de la víctima hasta cinco años después de cumplir su pena de prisión.