Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigadores trabajando en la vacuna RUTI, primera española en iniciar un ensayo clínico / ARCHIVEL FARMA

Autorizan el primer ensayo clínico de una vacuna Covid-19 española

Inicialmente el fármaco estaba pensado para actuar contra la tuberculosis, pero los investigadores creen que funcionará también contra el coronavirus

3 min

La vacuna RUTI contra el Covid-19 es la primera española que ha recibido luz verde para inciar un ensayo clínico internacional que testee su eficacia. Este fármaco ha sido desarrollado por un investigador del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona --más conocido como Can Ruti-- y fabricada por la farmacéutica Archivel Farma.

El ensayo clínico internacional se llevará a cabo en Argentina tras la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) del país.

Una vacuna contra la tuberculosis

La vacuna fue diseñada inicialmente como un remedio contra la tuberculosis --su desarrollo comenzó en 2005, a partir de la investigación realizada por el doctor Pere-Joan Cardona--, pero los investigadores prevén que también sea eficaz contra otras infecciones víricas como el coronavirus. Se basa en la denominada "inmunidad innata entrenada". Es decir, en estimular a través de la vacuna la inmunidad del cuerpo y "dotarla de memoria" para generar una mejor y más rápida respuesta a la exposición del virus.

Está previsto que el estudio se desarrolle en un formato de doble-ciego con placebo y dure unos meses. En este periodo se evaluará la eficacia del fármaco en la prevención de la infección y la disminución de la mortalidad por SARS-CoV-2 entre el personal sanitario.

Se probará en casi 400 sanitarios

RUTI se administrará a unos 369 sanitarios de diversos centros participantes ubicados en diferentes puntos de Argentina. Entre ellos destacan el Hiba, el Hospital Materno Infantil Doctor Héctor Quintana de San Salvador de Jujuy y el Hospital de Clínicas Presidente Doctor Nicolás Avellaneda de San Miguel de Tucumán. La farmacéutica ya ha iniciado los trámites logísticos para que las dosis​ lleguen al país sudamericano cuanto antes.

Si finalmente se demuestra eficaz, RUTI podría convertirse en la base de vacunas antivíricas de amplio espectro gracias a su mecanismo alternativo a la generación de anticuerpos que produce la vacunación clásica. De hecho, esta nueva opción terapéutica podría emplearse como primer recurso en caso de epidemias provocadas por virus nuevos o en mutaciones de virus pandémicos, que usualmente provocan que los fármacos existentes pierdan su eficacia inicial.